Síndrome de estrés postraumático: las secuelas del COVID-19

Por Ana Jusaino

CIUDAD OBREGÓN.- Muchas personas lograron salir ilesas, ello después de permanecer con oxígeno por ser portadoras del COVID 19, sin embargo su calvario no terminó al ser dadas de alta de los hospitales, sino que entran en una terrible depresión denominada síndrome de estrés postraumático, detalló la psicóloga Etelvina Calvo.

“Físicamente vivieron un estrés horrible, luchando por la vida y psicológicamente fue un estrés horrible estar encerrado, acostado, aislado, sufrieron mucho y pensar en la muerte, en su familia y no poder hablar con ellos; después de eso viene el estrés postraumático”, expresó.

La especialista, resaltó que los pacientes tienden a estar mal humorados ya que están en un proceso de duelo, donde sienten tristeza, ira y miedo a la muerte, por ello indicó que los familiares no deben de tomar personal las ofensas de los que luchan contra esa enfermedad.

 “Físicamente quedan cansados, con problemas en los riñones, cortisona, se inchan, muchas veces se les descargan enfermedades como diabetes, todo eso genera una depresión, si tenían pensado vivir hasta los 80 años, se dan cuenta que a lo mejor y no van a alcanzar esa edad”, expuso.

Recomendó llevar una terapia física, ayuda psicológica y psiquiátrica en donde necesitarán medicamentos cuya función sea nivelar los neurotransmisores cerebrales.

“Muchas veces ellos no aceptan, no estoy loco no voy a ir con un psiquiatra menos con un psicólogo, entonces se tiene que buscar la manera de cómo ayudarlos”, comentó.

Incluso, Calvo mencionó que las personas que escasos recursos pueden buscar ayuda a través de salubridad, Seguro Social y de médicos que están atendiendo gratuitamente por Internet.