Cuando la Fe se encuentra con el Covid-19

Por Alfredo Villela

HERMOSILLO, Sonora.- Un frío amanecer de viernes era el escenario previo para un día 11 de Diciembre no tan común para los fieles creyentes de la Virgen de Guadalupe.

A los primeros rayos del sol algunas personas se daban cita a las afueras de la ciudad de Hermosillo para visitar a la Virgen Morena en el cerro que lleva su nombre el cual se encuentra 12.9 kilómetros al sur de Hermosillo.

La sorpresa fue que el sitio se encontraba cerrado por órdenes de autoridades municipales y los dueños del predio donde se ubica la imagen religiosa, para evitar así la propagación del Covid-19.

Al caer la tarde el cuerpo policiaco esperaba la llegada de una importante cantidad de feligreses, las tradicionales mañanitas a la virgen es uno de los eventos de estas fechas que más congrega personas.

Es la primera vez en 63 años que cientos de hermosillenses no puedan entrar al sitio donde se encuentra la Virgen, por esta situación las autoridades montaron un operativo para todas aquellas personas que no se enteraran del cierre del lugar.

Uno a uno fueron llegando los fieles creyentes, autoridades municipales atendían desde la carretera internacional a los visitantes, los cuales sorprendidos tendrían que dar marcha atrás y regresar a casa.

Otros tantos que realizaban el trayecto a pie, eran avisados por autoridades kilómetros antes sobre el cierre del sitio, el cual se encontraba señalado con conos y letreros luminosos para así dejar en claro