Aprueba México el uso de emergencia de vacuna rusa Sputnik V

CIUDAD DE MÉXICO.- México autorizó el martes el uso de emergencia de la vacuna rusa Sputnik V, horas después de la publicación de los resultados preliminares de un estudio de fase avanzada que indican que tiene una efectividad del 91%.

El subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, portavoz del gobierno sobre el coronavirus, dijo que la Secretaría de Salud firmó el lunes un contrato por 400.000 dosis de la vacuna Sputnik V que llegarían este mes. Esa cantidad aún es muy pequeña para los 126 millones de habitantes del país.

Sin embargo, no podía llegar en un momento más oportuno. México se ha visto tan afectado por el virus que los hospitales en la capital del país están al 87% de su capacidad, y los conductores de ambulancias esperan horas para encontrar una cama disponible para los pacientes. Hasta ahora, la nación ha reportado unas 159.000 muertes a causa del COVID-19, pero los estimados de exceso de mortandad indican que la cifra real es de más de 195.000.

“Desgraciadamente, ahorita por la saturación de los hospitales y de todas las líneas, nos estamos tardando un aproximado de dos a tres horas a que se nos dé un hospital y llegar al hospital”, dijo Eduardo Vigueras, jefe del personal de ambulancia.

Foto AP

Vigueras señaló que, en ocasiones, los pacientes son enviados a las únicas camas disponibles en los hospitales, lejos de sus hogares. Añadió que algunos familiares se molestan y se ponen agresivos con los paramédicos por las demoras en el tratamiento.

Debido a que algunos pacientes están en tan mal estado, las familias toman una decisión aún más difícil. Los paramédicos dijeron que a menudo van a recoger a un paciente enfermo de gravedad de coronavirus sólo para encontrarse con que sus familiares quieren cancelar el llamado de emergencia porque saben que no hay espacio en los hospitales y podrían no volver a ver a su ser querido.

La gente prefiere “que se quede su familiar en casa sabiendo que se van a morir, pero estar con sus familiares, con ellos, esas últimas horas, minutos días”, comentó la paramédico Paulina Cervantes. La desesperación quedó expuesta el martes, luego de que el gobierno mexicano lanzó un nuevo sitio web para que las personas mayores de 60 años se registren para hacer una cita para recibir vacunas que el país aún no tiene.

Tanta gente intentó registrarse que la Secretaría de Salud aparentemente no tuvo el ancho de banda para manejar las solicitudes. El sitio web de la dependencia se vio rápidamente saturado y la página para hacer el registro no cargaba, mostrando el mensaje: “Debido a la saturación de registros, se han presentado interrupciones en el servicio. Estamos corrigiendo y aumentando la infraestructura para que no sucedan dichas interrupciones”.

La vacuna rusa se convirtió el martes en la tercera en recibir la autorización de uso de emergencia en México. La agencia reguladora de la nación aprobó la vacuna contra el coronavirus desarrollada por Pfizer en diciembre y la de AstraZeneca en enero. México recurrió a la vacuna rusa luego de las demoras para obtener las otras dosis con las que contaba.

Una decena de países ya han aprobado el uso de la vacuna rusa, como Bolivia y Argentina, a donde López-Gatell viajó en enero para aprender sobre ella. El subsecretario reconoció que había inquietudes legítimas entre los mexicanos, pero que los resultados preliminares publicados el martes en la revista médica The Lancet deberían disiparlas.

“La vacuna rusa Sputnik V es segura, tiene 92% de eficacia contra la enfermedad COVID, se puede usar de manera segura y es eficaz también en personas adultas mayores”, señaló López-Gatell. “Nos brinda una oportunidad ahora de acelerar el paso en la vacunación contra el COVID en México”, añadió.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador habló con su homólogo ruso Vladimir Putin hace una semana. Hasta ahora, México ha administrado unas 675.000 dosis de la vacuna contra el nuevo coronavirus, todas ellas de la fórmula desarrollada por Pfizer. El martes, un segundo lote de la sustancia activa de la vacuna de AstraZeneca llegó a la nación, donde se envasará y distribuirá al resto de Latinoamérica.

AP

Foto El País