El nopal mexicano podría acabarse para siempre

El nopal mexicano se encuentra en peligro a causa de un insecto que devora las pencas de los nopales, el cual es capaz de acabar con cosechas enteras; esta situación preocupa a científicos y expertos en ecología.

A este insecto que devora las pencas de los nopales y que es capaz de acabar con cosechas enteras se le conoce como palomilla del nopal, la cual es originaria de Sudamérica; se registró su llegada a México aproximadamente en 2008 tras un huracán.

Al respecto, los expertos Juan Enrique Fornoni Agnelli, investigador del Instituto de Ecología y Guadalupe Andraca Gómez, académica de la Facultad de Ciencias de la UNAM, explicaron que la palomilla del nopal ha sido utilizada en diversas ocasiones como una forma de control biológico en distintos países, pues consume de manera importante el interior de las pencas.

En este sentido, ante dicha plaga que existía en Australia durante la década de 1920, fue llevada desde Argentina para controlar grandes extensiones que había en dicho lugar, y posteriormente se trasladó a Sudáfrica con esta misma finalidad.

Posteriormente fue transportada a una isla del Caribe para así poder controlar la población de nopales; pero de forma natural e intencional se dispersó hacia otros países como Puerto Rico, Cuba y finalmente Florida. En 2007 las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SAGARPA) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) la detectaron en México.

El Heraldo de México

Foto Internet