AMLO muestra confianza en recuperación económica de México

CIUDAD DE MÉXICO.- Con una alta popularidad y un discurso divisionista, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró el miércoles en una multitudinaria concentración en el centro de la capital mexicana la mitad de su mandato, que se ha visto afectado por un desempeño poco favorable de la economía y el recrudecimiento de la violencia.

“Hoy cumplimos tres años de gobierno y estamos de pie”, dijo López Obrador ante miles de seguidores y empleados públicos que acudieron a la presentación del mensaje de gestión. Durante su discurso el gobernante se mostró confiado en que México logrará superar la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus.

“¿Qué sería del gobierno sin el respaldo del pueblo?”, Expresó al agradecer el apoyo de sus seguidores. También aprovechó para darle las gracias a las secretarías de Defensa y Marina por el respaldo a su administración y anunció que a partir de enero se incorporará a la fuerza armada al plan de distribución de medicamentos.

López Obrador desestimó los señalamientos de sus adversarios, que lo acusan de estar militarizando el país, y sostuvo que bajo su gestión la fuerza armada no se ha visto involucrada en violaciones de derechos humanos, masacres, torturas ni ejecuciones extrajudiciales. “Las fuerzas armadas nacieron con la Revolución Mexicana, no es un Ejército de élite, no pertenece a la oligarquía, no es igual a otros ejércitos del mundo. Las fuerzas armadas surgen del pueblo, los soldados son pueblo uniformado ”, agregó.

Al defender sus políticas en materia de seguridad, López Obrador afirmó que “no hemos caído en la tentación de combatir la violencia con la violencia”, aunque admitió que podría llevar a cabo el tiempo la pacificación del país. La economía mexicana ha mostrado una lenta recuperación tras la caída de 8,5% que sufrió en 2020 a consecuencia de la pandemia, la pobreza ha aumentado, la inflación se aceleró y se ha agravado la violencia, que ha llevado las cifras de homicidios hasta octubre a 28.101.2018

Aunque el gobernante se mueve en un escenario adverso y mantiene un discurso de confrontación abierta con sus críticos, ha logrado mantener un respaldo popular superior al 60% que se concentra entre los mayoritarios sectores pobres. El profesor del Tecnológico de Monterrey, Patricio Morelos, atribuyó ese éxito al hecho de que López Obrador “controla la agenda pública, controla la agenda de opinión y eso le ha permitido durante tres años decirnos todas las mañanas cuál es la realidad de México”.

Si bien muchos de los 55,7 millones de personas que viven en la pobreza en México se sienten identificados con López Obrador, Ana Laura López, una barrendera de 37 años, admitió no sentirse afín al gobernante e indicó que “no tengo nada que celebrar hoy porque desde hace tres años vivo peor”. Desde un antiguo sedan azul estacionado en una calle de la popular Colonia Obrera, donde vive debido a que su ingreso semanal equivalente a unos 73 dólares no le alcanza para pagar la renta de una habitación, López relató que sus dificultades comenzaron en el 2019 cuando fue despedida de una empresa donde estampaba camisetas.

La situación se agravó en la pandemia cuando no encontró un nuevo empleo y tuvo que dedicarse a vender juguetes y otros objetos usados ​​por Facebook para conseguir algo de dinero para adquirir alimentos y productos de aseo personal. Luego de que el hotel donde dormía fue clausurado por la cuarentena, López debió pedirle ayuda a un amigo que le prestó su carro para pernoctar y guardar sus escasas pertenencias.

Entre 2018 y 2020 la población en situación de pobreza en México aumentó en 3,8 millones de personas de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). El incremento estuvo asociado a la caída de la actividad económica que se dio con mayor profundidad en 2020, lo que incidió en el aumento del desempleo, afirmó Gabriela Siller, dirección de análisis económico del grupo financiero local Banco Base. Agregó que la situación se agravó debido a que fueron insuficientes las transferencias hacia los sectores más vulnerables.

En estos últimos años a Francisco Velasco, un barbero de 55 años, tampoco le ha ido bien. En medio de la pandemia fue despedido de la barbería donde trabajó por 23 años y quedó en la calle con unos escasos ahorros para mantener a su esposa ya sus tres hijos adolescentes.

AP

Foto AP