Podrían deportar a familias que llevan mucho tiempo detenidas en Estados Unidos

HOUSTON, Texas.- Los abogados que representan a familias inmigrantes que han estado detenidas por el gobierno estadounidense por más de un año expresaron preocupación de que sus clientes puedan ser deportados esta misma semana.

Seis padres y seis hijos podrían ser deportados vía aérea este mismo miércoles, a pesar de que continúan con el proceso para obtener asilo, señalaron los abogados. Las familias aseguran que se les negaron injustamente las protecciones en apego a varias medidas promulgadas por el gobierno del expresidente Donald Trump y que las cortes rechazaron posteriormente.

Cientos de personas han sido deportadas en los primeros días de gobierno del presidente Joe Biden, incluida una mujer que fue testigo de la masacre ocurrida en un Walmart de El Paso, Texas, en 2019. A pesar de que un juez federal le prohibió a Biden ejercer una moratoria de 100 días a la deportación de la mayoría de las personas que están sin autorización en Estados Unidos, la orden del juez no requería que el gobierno federal reanudara las deportaciones.

Expertos en leyes aseguran que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) cuenta con el criterio para demorar los vuelos de deportación, mantener detenidos a los inmigrantes o liberarlos tras el pago de una fianza, aun si cuentan con órdenes finales de deportación.

Desde que el juez emitió la orden, el ICE ha deportado personas a por los menos cinco países, de acuerdo con la agencia y activistas. Las familias que enfrentan la deportación han estado bajo custodia en el centro de detención familiar de Dilley, Texas, que fue creado por el gobierno del exmandatario Barack Obama, en el que Biden fungió como vicepresidente. Biden anunció el martes órdenes ejecutivas sobre la separación de familias, la seguridad fronteriza y la inmigración legal con el objetivo de revertir políticas implementadas por Trump.

El ICE señaló la semana pasada que 230 personas estaban detenidas en las instalaciones de Dilley. La agencia se negó a confirmar la deportación pendiente de las familias. En una misiva enviada el martes a funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional, grupos por los derechos de los inmigrantes pidieron al gobierno de Biden “suspender inmediatamente las deportaciones de padres solicitantes de asilo y sus hijos”. La carta destaca que las nuevas directrices de Seguridad Nacional que entraron en vigor el lunes a las que no afecta la orden del juez federal establecen que las prioridades para deportación son las amenazas a “la seguridad nacional, fronteriza y pública”.

Muchas de las familias en Dilley que han estado detenidas por más de un año estuvieron a horas de ser deportadas por el gobierno de Trump hasta que apelaciones de último minuto prolongaron el proceso. Algunas de ellas incluso fueron llevadas al aeropuerto y eventualmente regresaron al centro de detención.

Shalyn Fluharty, directora del grupo legal Proyecto Dilley, que representa a las familias, destacó que los padres e hijos que enfrentan la deportación pelearon durante todo el gobierno de Trump, que promulgó una serie de políticas migratorias restrictivas, como la separación de miles de familias de inmigrantes.

AP