Estos son los bikinis y trajes de baño para el 2021

No sabemos cómo será el verano de 2021, pero lo que sí sabemos ya es qué llevaremos puesto para disfrutar de los días de playa y piscina. Nuestros looks estivales estarán protagonizados por bikinis y bañadores llenos de volantes, con mangas cargadas de volumen, con estampados de lunares, de animales o ‘Tie dye’; con cortes deportivos, líneas rectas que se amoldan al cuerpo como una segunda piel o acabados delicados que nos trasladan directamente a la Costa Azul o la Provenza. Los tejidos sostenibles y naturales, los colores neutros y los empolvados, los tonos tierra, el naranja, el amarillo, los violetas y el blanco son los reyes de la paleta de color del próximo verano. También los metalizados, las superposciones, los juegos de transparencias y las tiras y aberturas que recorren el cuerpo para sacar su lado más sexy. Así lo confirman las propuestas de los 36 diseñadores y marcas que han participado en la última edición de Gran Canaria Swim Week by Moda Cálida, la única pasarela profesional de moda de baño de Europa, que se ha celebrado del 22 al 25 de octubre en Maspalomas (Gran Canaria).

La comodidad y el confort son dos de las características que se han apoderado de nuestro armario en los últimos meses. Y seguirán muy presentes de cara a la próxima temporada estival. El estilo deportivo, con piezas enteras de aires surferos como las de All That She Loves, los superpuestos de Ola Olita, o los tops estilo camiseta de Banana Moon, se cuela como uno de los favoritos. También las prendas que se ajustan al cuerpo como una segunda piel y que aseguran la comodidad en los días de playa. Unos más sofisticados, como los bañadores con espaldas descubiertas y apliques dorados de Carlos San Juan, y otros más básicos como los de cuello alto y manga de All Sisters o los clásicos de Voke Swimwear.

Las asimetrías dominan la silueta, tanto en los tirantes, como propone Dolores Cortés, como en los cortes que recorren el cuerpo. Los tonos neutros, con el blanco a la cabeza, y los colores tierra, junto con los naranjas, los amarillos, los violetas y los tonos empolvados marcan la carta de color. Así lo demuestran propuestas como la de Guillermina Baeza, Como la trucha al trucho, TCN, Livia o Como un pez en el agua. Los metalizados, en su versión más sport de la mano de Nuria González o en la más sofisticada vista en Pomeline, pondrán la nota de brillo en los días de verano. Aunque también habrá sitio para las lentejuelas, tal y como propone Palmas, ganador junto a Aurelia Gil al premio a mejor colección de esta edición. La diseñadora canaria se convirtió en una de las favoritas subiendo a la pasarela conjuntos llenos de juegos de transparencias, con largos ajustables, volantes y colores pastel.

Los tejidos naturales, como la arpillera utilizada por Laut –ganadora del premio a mejor diseñador emergente-, y los procesos de elaboración ética y sostenible, como los hilos reciclados o los métodos de estampación sin agua empleados por Guillermina Baeza; demuestran que la moda de baño tiene claro cuál es el futuro hacia el que se dirige.

Elle