Dan prisión a youtuber ruso por homicidio imprudencial de su novia durante un video en vivo

CIUDAD DE MÉXICO.- Stanislav Teshetnikov (mejor conocido como Reeflay) es un conocido youtuber ruso que acaba de ser condenado a prisión por transmitir en vivo la muerte de su novia, Valentina Grigoríeva.

La idea del video que Reeflay compartía en vivo no era esa. En las imágenes, el youtuber mostraba, como lo había hecho en ocasiones anteriores, cómo maltrataba a su pareja.

Él la abofeteaba, la ofendía y le jalaba el pelo para después echarla al patio en ropa interior mientras le gritaba que olía mal. Sin embargo, se trata de un barrio de Moscú, donde hoy amanecieron a -4C y podrán llegar a los -11C.

Después de varias horas finalmente Reeflay consideró que era momento de que Valentina debía regresar al interior de su casa y, a rastras, la metió al lugar. Pero para entonces su novia ya no se movía. Estaba muerta.

Reeflay tenía acostumbrados a sus seguidores a mostrar varios retos extremos por dinero, así que muchos pensaron que Valentina estaba fingiendo y que todo era parte del “show” con el fin de crear más tensión.

Finalmente, la policía detuvo a Reeflay este viernes, por “causar deliberadamente un daño grave a la salud” de Valentina y lo condenaron a pasar, en principio, dos meses de prisión preventiva, según reporta el periódico El país .

El Comité de Investigación de la Dirección Regional de Moscú, descubrió Valentina tenía un hematoma subdural, una lesión craneoencefálica cerrada y varias señales de golpes.

Además de los golpes nuevos y viejos de la chica de 26 años, la policía investiga todo lo que sucedió durante la transmisión: cuando Reeflay se dio cuenta de que su novia ya no se movía y según mostraba el video, trató de reanimarla con un masaje cardiaco mientras le gritaba: “Vive, vive”.

El país dice que al ver que sus intentos de reanimación eran inútiles, pidió ayuda a sus seguidores. Según el abogado del youtuber, de inmediato llamó a emergencias, pero de acuerdo con los mensajes de sus seguidores, Reeflay pidió a sus followers que fueran ellos quienes hicieran la llamada de auxilio.

Durante todo ese tiempo e incluso cuando llegaron los paramédicos y la policía, Reeflay siguió transmitiendo y apagó la cámara hasta que así se lo ordenaron.

El país reporta que las autoridades también están investigando el papel que jugaron los espectadores en todo esto, pues en videos anteriores fueron testigos de cómo el youtuber la obligó a comer basura y barro, o cómo le rociaba gas pimienta en la cara. Ninguna persona del público hizo alguna denuncia al respecto.

QUIEN