Sectores vulnerables y organismos autónomos, los más afectados en el PEF 2021

CIUDAD DE MÉXICO.- En el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021, avalado en la Cámara de Diputados, se determinó no asignar recursos o aplicar recortes a programas importantes para sectores vulnerables de la población como las mujeres, los niños o el combate a la inseguridad.

En una revisión del documento aprobado en San Lázaro, se determinó no asignar recursos a programas como el de Escuelas de Tiempo Completo, el Nacional de Convivencia Escolar, el de Atención a la Diversidad de la Educación Indígena, el de Fortalecimiento a la Excelencia Educativa y el de Expansión de la Educación Media Superior y Superior, entre otros.

El programa de Escuelas de Tiempo Completo para el 2020 tuvo recursos por 5 mil 100 millones de pesos; el Nacional de Convivencia Escolar obtuvo 223 millones; el de Atención a la Diversidad de la Educación Indígena, 92 millones; el de Fortalecimiento a la Excelencia Educativa, mil 039 millones, y el de Expansión de la Educación Media Superior y Superior, 576 millones.

A pesar de que el año anterior le asignaron 4 mil millones de pesos al Subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública (FORTASEG) para estados y municipios, éstos se verán castigados debido a que no les destinaron recursos.

El FORTASEG se otorga a los municipios y, en su caso, a los estados, cuando éstos ejercen la función de seguridad pública en lugar de los primeros o coordinados con ellos.

Asimismo, las diputadas Martha Tagle (MC), Verónica Juárez (PRD) y Verónica Sobrado (PAN) respaldaron a las organizaciones que demandan un presupuesto suficiente para las Casas de la Mujer Indígena (CAMI), cuya misión es brindar atención a las mujeres indígenas y afromexicanas.

Para el próximo año, de elecciones intermedias con el agregado de gastos para medidas sanitarias por el Covid-19, los diputados le avalaron al INE un presupuesto de 26 mil 819 millones de pesos, es decir, 870 millones menos respecto al proyecto original.

Al encargado de la justicia electoral, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) le quitaron 195 millones de pesos, al dejarle un presupuesto de 3 mil 30 millones de pesos cuando se planeaba un aumento de 13% respecto a 2020.

El PEF para 2021 contempla un gasto neto total de 6 billones 295 mil 736 millones de pesos, 0.3% por debajo del que se admitió para el presente año.

Al proyecto de decreto de 2021 los diputados le hicieron adecuaciones por un total de 2 mil 407 millones de pesos, la mayoría para el gasto en ramos autónomos, con 2 mil 184 millones de pesos.

Poder Judicial

El más afectado fue el Poder Judicial, con mil 130 millones de pesos menos, con lo cual su presupuesto a ejercer pasará de 72 mil 429 millones de pesos propuestos, a 71 mil 299 millones para erogar el próximo año.

La Fiscalía General de la República (FGR) contará con 71 mil millones de pesos menos de lo que le propuso del Ejecutivo. Ahora trabajará con un gasto aprobado de 17 mil 275 millones.

También le tocó tijera a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, con 69 millones de pesos, con un gasto a ejercer para el siguiente año de 5 mil 90 millones de pesos. Se aprobó restarle 866 millones de pesos al Consejo de la Judicatura Federal (CJF), para quedar con 63 mil 178 millones.

Con una disminución de 100 millones de pesos se dio luz verde al presupuesto para que opere el Poder Legislativo, con un total de 14 mil 816 millones.

De estos, a la Cámara de Diputados le tocará hacer un sacrificio de 45 millones de pesos para contar con un presupuesto total para el próximo año de 8 mil 332 millones, de los 8 mil 377 millones que traía la propuesta original.

Para la Cámara de Senadores la guillotina abarcó 55 millones de pesos, con lo cual su gasto total bajó a 4 mil 30 millones.

Al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y protección de Datos Personales (Inai) la reducción fue de 13.4 millones de pesos, para finalmente quedar en 905.3 millones para 2021.

Otro más de los afectados fue el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, cuyo presupuesto fue rasurado, pues pasó de 2 mil 886 millones de pesos solicitados a 2 mil 863 millones.

Se salvaron el Inegi, al que le conservaron su presupuesto original de 7 mil 446 millones de pesos, y el Instituto Federal de Telecomunicaciones, con mil 510 millones de pesos.

También la libraron las comisiones Nacional de los Derechos Humanos, al quedarse con mil 679 millones de pesos, y la Federal de Competencia Económica, con 598.7 millones.

Los ganadores

Del ramo administrativo, en el que se incluye el presupuesto de las entidades federales y secretarías de Estado, el gasto registró un incremento de un billón 243 mil 430 millones a un billón 245 mil 437 millones de pesos.

La única que salió afectada fue la Secretaría de Educación Pública, con una reducción de 200 millones, para contar con un gasto total de 337 mil 846 millones.

Los descobijados sirvieron para favorecer al gasto social, sobre todo para los programas insignia del gobierno de la Cuarta Transformación, como los de pensiones Universal para Personas Adultas Mayores y el destinado a Personas con Discapacidad.

Para ello, la Secretaría de Bienestar resultó la gran ganadora, con mil 754 millones de pesos más respecto a lo que se tenía contemplado en el proyecto original de presupuesto.

Así la dependencia encargada de las transferencias sociales tendrá en 2021 un gasto total de 191 mil 725 millones, monto similar a lo que ha recaudado el fisco a través del cobro de impuestos a los grandes contribuyentes de enero a octubre de 2020.

También la Secretaría del Medio Ambiente contará con 400 millones de pesos más asignados en la propuesta inicial, para gastar un total de 31 mil 348 millones en 2021.

EL UNIVERSAL