Bajan ingresos de las familias mexicanas por el coronavirus

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante el confinamiento por la pandemia de covid-19, la clase media mexicana experimentó falta de dinero o recursos debido a la emergencia sanitaria; 27 por ciento de las familias tuvo poca variedad de alimentos y aunque 21.3 por ciento disminuyó su consumo acostumbrado, el pan y las tortillas, es decir, el grupo de los cereales fue el único que no faltó en esos hogares un solo día, mientras comieron algún tipo de carne cuatro veces a la semana.

Lo anterior, de acuerdo con los Resultados de la Evaluación Basal de la Encuesta Nacional de las Características de la Población ante la Pandemia de Covid-19.

EnSARS-COV-2 elaborada por medio de llamadas telefónicas a mil 073 personas, por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) durante la Jornada de Sana Distancia y el llamado Quédate en Casa.  Los resultados de la encuesta muestran que más de 90 por ciento de los adultos encuestados consumieron cereales todos los días, como tortilla y preparaciones con masa de maíz; pan, ya sea blanco, integral, de caja, rústico o dulce; además de galletas, cereales de caja, pasta para sopa, arroz o cualquier otro alimento hecho de maíz, trigo, arroz, avena y salvado.

También bebieron todos los días café y té. Los encuestados refirieron comer cinco días de la semana verduras frescas en guisados, sopas y salsas preparadas en casa; así como frutas frescas. Además de consumir leche, queso, yogurt y otros productos lácteos. Además, refirieron que al menos 5 días a la semana, agregaron azúcar o miel a alimentos o bebidas.

La ingesta de carne de res, pollo, cerdo se realizó solo durante 4 días; así como el consumo de huevo; además de leguminosas como frijoles, lentejas, garbanzos, habas y soya. Poco más del 67 por ciento consumieron pescados y mariscos que incluyen atún y sardinas, una vez a la semana.

En tanto, la mitad de los participantes consumieron bebidas endulzadas como refrescos, jugos enlatados, o bebidas industrializadas durante al menos 3 días a la semana; además de dulces y botanas.

Asimismo, la EnSARS-CoV-2 arrojó que una cuarta parte de los encuestados refirió tener hipertensión arterial, el 14.9 por ciento diabetes mellitus, uno de cada cinco obesidad y alrededor de uno de cada ocho altos niveles de colesterol o triglicéridos; mientras que el 44.3 por ciento refirió no tener ningún padecimiento.

Milenio