Video | Joven con problemas neuronales es sometido por las autoridades de Obregón, acusan familiares

Por Ana Jusaino  

HERMOSILLO, Sonora.- Momentos de angustia, desesperación y coraje son los que invaden a la familia Villalbazo Mendoza, pues aseguran que debido a un mal entendido las autoridades mantienen tras las rejas a su familiar Jesús Ernesto de 34 años de edad, quien padece de ataques epilépticos (problema neuronal) y además de ello recibió agresiones físicas en su rostro.

El joven fue arrestado el día viernes 6 de noviembre, bajo el cargo de tentativa privación de un menor en Ciudad Obregón; según los testigos se encontraban a bordo de un camión de la línea 1, cuando el acusado supuestamente intentó robarse a un menor de edad quien iba en compañía de su abuela.

Sin embargo, con documentos médicos en mano, la familia demostró que Jesús Ernesto, padece de un problema neuronal y por eso actuó de tal forma.

” En este caso mi primo lo que tiende a hacer es agarrar muy fuerte, desafortunadamente lo que fue a agarrar es la playera del niño, y a como esta la situación en Cajeme, lo que piensa uno es que te van a quitar a tus hijos”, explicó Daniela Mendoza, prima del detenido.

Daniela consideró que mantener a una persona con problemas neuronales o discapacidad detenido es un delito.

“Entonces a mí si se me hace muy triste y un delito, ¿cómo va a estar una persona que sufre eso, tras las rejas inocente?, y los denunciantes dijeron que se quedaría encerrado con aquella seguridad como si fuera una persona muy mala”, expresó.

Debido a que el encarcelado usa medicamentos de por vida, Daniela Mendoza, mencionó que no tienen el conocimiento si las autoridades le den sus fármacos y comida, ya que ni siquiera permitieron que un médico especialista lo revisara.

Con la voz entrecortada al borde del llanto, pide que dejen libre a Jesús Ernesto.

“Igual de todo corazón, les comento a las personas que estaban en el camión, si vieron como reaccionó mi primo por favor aunque no digan su nombre, ayúdenos por favor, se nos hace imposible que no nos escuchen”, lamentó.