Loma de Bácum se reúne con Segalmex para conocer apoyos a productores

Por Ana Jusaino

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- Con el fin de trabajar en pro de su comunidad, autoridades tradicionales y productores de Loma de Bácum y funcionarios estatales de Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex), se reunieron para escuchar los proyectos agrícolas que plantea el Gobierno, los cuales puedan formar parte de dicho asentamiento humano, el cual es uno de los ocho pueblos Yaquis.

Como lo han expresado sus líderes, Loma de Bácum está en busca de su prosperidad a través de proyectos productivos, que fomenten el buen ejemplo de trabajo, esfuerzo y amor por su tierra, por ello su secretario, Martín Valencia Cruz, detalla que la gran mayoría de sus productores se dedica a la siembra de trigo panificable, labor que genera un panorama de prosperidad, sin embargo espera que si aterricen apoyos por parte del Gobierno Federal y Estatal.

“Si los grandes agricultores, batallan para que les paguen sus apoyos, ahora imagínense un pequeño productor de 5 hectáreas de 2 hectáreas, prácticamente no los hacen, pero gracias a Dios y a la Virgencita, tenemos este diálogo y esta oportunidad de sacarlos adelante”, expresó.

Durante su reunión, se dijo que se esperaba la presencia del Secretario Federal de Seguridad Pública, Alfonso Durazo Montaño, sin embargo no arribó al lugar.  Además, a sabiendas de que Durazo será el encargado de la temática del gasoducto, Valencia Cruz, opinó:

“Es un tema un tanto curioso, de que le den esta Comisión a Alfonso Durazo, creo que no es el indicado para que le den esta Comisión, pero pues en fin, ellos saben cuáles son sus funciones; si él es el comisionado estaríamos abiertos, para ver cuál es su pensar, cuál es su sentir”.

El Secretario de Loma de Bácum, dio a conocer que no están cerrados a que se construya el gasoducto; su desacuerdo es que no se apliquen las mismas garantías de construcción, las cuales si se aplicaron en Hermosillo, Guaymas y Cajeme.

Dichas garantías, explicó dictan que la obra de implementación de tubos de gas, debe estar a lejados a 30 kilómetros a la redonda de un asentamiento humano, sin esas medidas de precaución se pondría en riesgo la vida de 10 mil a 15 mil miembros de la tribu Yaqui, de las comunidades de Loma de Bácum, Corrales, Vícam, Estación Oroz, entre otros.