Existen grupos que buscan quedarse con terrenos, afirma asesor jurídico de la pequeña propiedad

Por Omar Rodríguez

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- Los motivos de los grupos que solicitan nombramiento de terrenos nacionales, considerado por algunos pequeños propietarios como una especie de expropiación territorial, son diversos, pero principalmente es tratar de quedarse con ellos, afirma el Licenciado Alejandro Olea Güereña, asesor jurídico de la Asociación de Propietarios Rurales del Valle del Yaqui, conocida como la pequeña propiedad.

Explica que el solicitante o el grupo de solicitantes, argumentan normalmente que cierto territorio es terreno de la nación, solicitando ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), un proceso de investigación, previsto por la ley agraria y el reglamento agrario en materia de ordenamiento de la propiedad rural.

Es en esa instancia, en la que recomienda al propietario deberá acreditar la posesión y propiedad del terreno ante las autoridades, presentando diversa documentación. Sobre los grupos que promueven estas investigaciones, dijo:

“Nosotros hemos visto casos que iniciaron ya con anticipación hace algunos años ya, como en el 2016 y por cierto grupos que de manera fraudulenta, de manera ilegal, pretenden sorprender la buena fe de las autoridades, haciéndoles la afirmación de que son terrenos nacionales, cuando no lo son, sí hay casos de esos”.

¿Con qué fin solicitan esos procedimientos?

“Pero en otros casos si hubieran terrenos nacionales que no fueran de nadie pues, que estuvieran en abandono y no fueran de nadie, pues el objetivo del solicitante es adquirirlo de la nación, ya sea a título oneroso o a título gratuito, dependiendo, pero la verdad en los que nos ha tocado participar y conocer solicitudes, nos hemos dado cuenta que no son terrenos nacionales, son de particulares o de ejidatarios o de colonos, pero no de la nación, que puedan existir algunos, no lo descarto, pero ha pasado tanto tiempo, que ya es difícil pensar que ahorita haya tierra que no sea de nadie”.