Sonora ha sufrido dos años sin vacunas contra la tuberculosis

Por Jesús Moreno Valenzuela

HERMOSILLO, Sonora.- En el 2019 empezó la escasez de vacunas Bacillus de Calmette y Guérin (BCG), contra la tuberculosis en el estado, además desde el 2020 no han llegado las vacunas contra papiloma humano (VPH), para prevenir el cáncer cervicouterino en las niñas, detalló Perla María Olivares Pedregó enfermera de primer nivel en el centro de salud de Baserac Sonora.

Informó que tampoco hay vacunas contra el tétanos (Td), sin embargo de esa dosis existen otras variantes que se pueden utilizar para la prevención. Aseguró que también hace falta material médico clínico para laborar, así como medicamentos del cuadro básico como son, hipertensión, y diabetes, que afirmó ser un problema en todos los hospitales de la entidad.

‘’Al ir desapareciendo o escaseando esas vacunas, vamos desprotegiendo a nuestros niños, y vamos aumentando el riesgo, muchas mamás con la posición anti vacunas, y más ahorita con el Covid, los van dejando, y puede que regrese este brote porque no ha desaparecido, entonces mi posición es que le inviertan, que es la prevención’’, dijo.

Reiteró que los municipios alejados de las grandes ciudades de Sonora, son los más vulnerables ante estas dificultades, ya que han sido muy descuidados por parte de las autoridades estatales de salud, y advirtió que posiblemente surja un futuro rebrote de estas enfermedades antiguas.

Foto Ilustrativa Archivo