Se registran 18 fallecimientos más por coronavirus en Sonora

Por Ana Jusaino

HERMOSILLO, Sonora.- Se disparan los contagios por Covid-19 en Sonora; la Secretaría de Salud del Estado reportó que en las últimas horas se detectaron 341 nuevos casos y 18 fallecimientos.

De esos 341 contagios, 189 mujeres resultaron infectadas y 152 hombres se contagiaron de Covid-19. Lo anterior se presentó en Hermosillo con 139 casos, Cananea 56, San Luis Río Colorado 22, Magdalena 18, Agua Prieta 17, Navojoa 16, Puerto Peñasco 11, Cajeme  10, Santa Ana 9, Nogales 9 y Caborca 6.

Etchojoa y General Plutarco Elías Calles presentaron 5 contagios en ambos municipios, Álamos, Huatabampo y Nacozari de García 4 casos en cada municipio, mientras que Fronteras, Banámichi, Trincheras, Empalme, San Miguel de Horcasitas y Bácum presentó una persona infectada en cada municipio.

En cuanto a decesos este martes se registraron 18, de los cuales 12 fallecimientos ocurrieron en hombres y 6 muertes en mujeres. De esas 18 defunciones, 6 se registraron en Agua Prieta, 3 en Hermosillo, 2 en Cananea, 2 en San Luis Río Colorado, mientras que en Magdalena, Bácum, Cajeme, Puerto Peñasco y Navojoa se presentó un deceso por municipio.

A la fecha, la Secretaría informó que van 3 mil 421, de las cuales 1, 970 hombres fallecieron y 1, 451 defunciones se dieron en mujeres.  Enrique Clausen Iberri, secretario de Salud Sonora, anunció que el tema de este martes 1 de diciembre es “2020 un año diferente”, debidos a que no se imaginó que a estas alturas aún estuviese presentando cifras de contagios y decesos por covid 19.

Resaltó que tocó vivir entre lo difícil y complicado, entre lo triste y lo doloroso entre partidas y ausencias, donde sin duda ha sido un año de enormes pruebas que ha sacado lo mejor y lo peor del ser humano.

Clausen Iberri, mencionó que Gracias a Dios y al personal de salud pudo sobrevivir a este padecimiento y también agradeció al personal de salud a quien reconoció su trabajo, cuya vocación fue por encima de su propia vida, ello a pesar de haber sido víctimas de ofensas, discriminaciones y dormir lejos de sus familiares para no contagiarlos.