Ni la inseguridad ni el Covid-19 detiene a los paisanos

Por Alfredo Villela

HERMOSILLO, Sonora.- Con la llegada de las fiestas decembrinas los paisanos comienzan su trayecto para visitar a sus familiares en suelo mexicano, esto aún y con el repunte de la pandemia.

Enormes filas de automóviles fueron las que se registraron el pasado fin de semana en las carreteras de Nogales y Sonoyta con rumbo al sur. En la caseta de cobro al norte de la ciudad de Hermosillo, se observan un gran número de paisanos, los cuales toman el área de descanso como un punto para así estirar las piernas y continuar su trayecto.

En medio de la crisis por la emergencia sanitaria que se vive dentro del estado y los altos índices de violencia, los paisanos no duraron en regresar a suelo mexicano para visitar a sus familias. “De hecho algo así nos comentaron precisamente porque queríamos llegar a descansar y nos dijeron que tuviéramos mucha precaución porque si está muy peligroso”.

Además nos comentaron sobre los protocolos de salud en la frontera donde señalaron que no hubo inspección alguna y ellos mismos son quienes toman sus medidas al viajar. “Traemos nuestras mascarillas, traemos toallas sanitizantes, gel antibacterial y los niños portan su cubrebocas”.

Por su parte autoridades municipales tiene destinada dos unidades una hacia el sur y otra en el norte para cualquier tipo de insistente que se pudiera presentar en el cruce los paisanos por la ciudad, así informó, Jesús Alonso Durón Montaño, Director de Tránsito Municipal.