La pandemia salvó a su pequeño negocio

Por Jesús Moreno Valenzuela

HERMOSILLO, Sonora.- A un año de que la pandemia por COVID-19 asechó a los sonorenses, lo que para muchos fue algo terrible que les afectó física, económica y emocionalmente, para otros fue una buena ocasión de ver el lado positivo, y aprovechar las oportunidades dentro de esta crisis.

Tal es el caso de Samuel Estrada Chávez, quien en 2018 emprendió un pequeño negocio llamado  Elaboración de Químicos de Sonora (EQS), dedicado a vender artículos de limpieza en distintas presentaciones como son, desinfectantes, gel antibacterial, desengrasantes, detergentes para trastes, champú para manos, entre otros.

Cuando estuvo a punto de llegar a la quiebra por la falta de ventas, hace un año la pandemia salvó su micro empresa, ya que la impulsó exponencialmente, porque los pedidos de sus productos aumentaron, principalmente el gel desinfectante para manos. Tuvo un incremento en ventas del 200%, y sus clientes aumentaron un 50%.

‘’Gracias a esto, malamente porque para muchos fue desgracia la pandemia, y a otros nos generó la oportunidad y hay que saberla aprovechar, y gracias a esto empecé a tener más clientes, porque nos empezamos a dar a conocer más, éramos una empresa que ni nos ubicaban, y ya con lo del gel antibcterial nos empezaron a hablar’’, dijo.

Es originario de Obregón Sonora, donde demostró tener un espíritu de emprendedor y una pasión inmensa por la ciencia, tanto que estudió Químico Biotecnólogo en el  Instituto Tecnológico del Valle del Yaqui, poco después continuó con una maestría en Ciencia y Tecnología en Alimentos por la Universidad de Sonora.

Finalizó con un llamado a los pequeños emprendedores a no rendirse cuando las cosas se pongan difíciles, agregó que ningún negocio es rápido, que se necesita dedicarle tiempo y esfuerzo para ver resultados, he ir creciendo, y aprovechar todas las oportunidades que se te presenten.