Doctora de Hermosillo obligada a dejar desamparado a su hijo

Por Jesús Moreno Valenzuela

HERMOSILLO, Sonora.- La pandemia del Covid-19, afectó a muchas personas en todo el mundo, unos sufrieron la perdida de algún familiar, mientras que otros se quedaron sin trabajo, pero el sector mas afectado y olvidado es el personal de salud, ya que ellos salen todos los días para enfrentarse a este mortal virus, con el temor de morir o contagiar a sus seres queridos.

Tal es el caso de Fabiola Sánchez Cecilio, ella es Medico general en la Clínica 63 del IMSS en Hermosillo, así como en el área de urgencias en el ISSSTESON. Cuando quedó embarazada hace 15 años, su esposo la abandonó, y al nacer su hijo Ángel Jesús Sánchez Cecilio tuvo muchas complicaciones, ya que fue prematuro, y eso ocasionó que le diera al pequeño un paro cardiorrespiratorio (PCR), donde el oxígeno no le llegó al cerebro, dejándole secuelas neurológicas irreversibles.

Tras este incidente, Ángel perdió la movilidad sus extremidades, no camina, no sostiene su cuello, no puede drenar líquidos adecuadamente, donde tiene que ser apoyado con aparatos especializados, además es epiléptico, no puede ver bien, no habla, no se alimenta por sí mismo, pero a pesar de todo, el amor que le tiene Fabiola a su hijo superó cualquier enfermedad, haciéndose cargo de él diariamente.

Para poder conseguir sustento para su familia, dejaba a su pequeño en una guardería para niños especiales, sin embargo, la pandemia llegó a Hermosillo y cerraron todas las estancias infantiles, mientras que su cuidador la rechazó por el riesgo a infectarse, y el IMSS le exigían trabajar, aunque dejara a su hijo desamparado.

‘’Cuando se declaró la pandemia fue un miedo por la vida de Ángel, porque sabiendo sus patologías, sus complicaciones y luego contrayendo una enfermedad de Covid, él es una persona en estado de vulnerabilidad por su discapacidad, y con la posibilidad de contraer el virus desgraciadamente Ángel tiende a complicarse por su condición, vemos que el SARS-CoV-2 es letal con estos pacientes’’, dijo.

Hace un año, Fabiola decidió llevar su caso ante la justicia, y consiguió un amparo provisional por el Juez Genaro Antonio Valerio Pinillos, que resolvió su situación momentáneamente, todo esto molestó a los dirigentes del Seguro Social.

A pesar de eso, el Juez Genaro Valerio no se rindió, y después de tantos esfuerzos, logró conceder un amparo y protección de la Justicia Federal a Fabiola Sánchez Cecilio y a su hijo Ángel Sánchez, para que pueda cuidarlo desde su hogar con goce de sueldo, todo esto, con el propósito de evitar poner en riesgo sus vidas ante un posible contagio de Covid.