Cooperación binacional entre el INAH y el Consulado de Estados Unidos en Hermosillo

HERMOSILLO, Sonora.- En el marco de colaboración que existe entre Estados Unidos y México, dentro de la Convención para prohibir el tráfico ilícito de bienes culturales de la UNESCO, oficiales de los Estados Unidos repatriaron una colección de 280 piezas arqueológicas a México, el 9 de marzo del presente año.  La repatriación es un producto de la estrecha colaboración entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Gobierno de los Estados Unidos a través de sus Consulados y Agencias.

La restitución de este acervo que contiene piezas prehispánicas de Sonora y del Occidente de Mesoamérica, constituye una muestra de la activa cooperación entre los Estados Unidos y México en materia de protección de bienes culturales y del marco legal que existe para frenar este tráfico ilegal de piezas arqueológicas.

Dentro de esos lazos de colaboración, se realizó una visita a las instalaciones del Museo Regional de Sonora que alberga la custodia física de estos bienes culturales, por parte del Cónsul General de Estados Unidos en Hermosillo, Ken Roy, acompañado del Agente Especial Oscar Diaz de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional Estadounidense (HSI, por sus siglas en inglés).   

El antropólogo José Luis Perea González, director del Centro INAH, recibió a la comitiva con quien realizó un pequeño recorrido, cumpliendo con los requisitos de salud establecidos por la contingencia actual de Covid-19.

Durante su visita el Cónsul manifestó: “Me llena de orgullo en nombre de mi país, poder regresar estas piezas arqueológicas parte del patrimonio de México a Sonora. Esta repatriación es un símbolo tangible de los fuertes lazos de amistad y riqueza cultural compartida entre nuestros países”.

Por su parte, el Antrop. Perea González mencionó que “se continúa el cumplimiento de los compromisos, que el Director General del INAH, Antrop. Diego Prieto Hernández ha instruido para trabajar en la protección y conservación de la diversidad cultural, la memoria y el patrimonio de México, así como en la colaboración internacional para la repatriación, estudio y divulgación de bienes arqueológicos sustraídos ilícitamente en México, acciones concebidas en el Plan 2019- 2024 de la Secretaría de Cultura”.

Durante el encuentro, se refrendó el compromiso de preservar estos bienes culturales, los cuales se integrarán al acervo permanente de bienes arqueológicos muebles bajo custodia del INAH; para ello se realizará su inscripción en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos, se llevarán a cabo estudios específicos de los lotes que conforman este acervo, para que posteriormente se realicen publicaciones o exposiciones para un público amplio.

Esta repatriación llega a México en un momento oportuno, pues es el año de una conmemoración muy significativa, el 500 aniversario de la toma de Tenochtitlan, que fue un encuentro fundacional y desgarrador entre los universos culturales de Europa Occidental y América. Motivo por el cual se hace reconocimiento profundo a las culturas prehispánicas de México, así como la resistencia y presencia de sus pueblos indígenas contemporáneos.

Además, en este encuentro estuvieron presentes por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sonora, el arquitecto Zenón Tiburcio Robles, director del Museo Regional de Sonora, la arqueóloga Elisa Villalpando Canchola y el arqueólogo César Quijada López.