Espera CEPC plan B del Gobierno Federal para atender desastres naturales

Por Antonio López Moreno

HERMOSILLO, Sonora.- La eliminación de 109 fideicomisos en donde contemplan la cancelación de los fondos para prevenir y atender desastres naturales, provocarán consecuencias negativas para los municipios de no llegar los recursos, por lo que será necesario un plan B, consideraron especialistas en Protección Civil.

Ricardo Vásquez, Director de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) del gobierno de Sonora, consideró que de no llegar los recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) y del Fondo para Prevenir Desastres Naturales (PROFEDEN), las entidades y los municipios sacrificarían recursos propios para atender lo conducente.

 “La verdad nosotros creemos que al desaparecer este fondo deben tener una estrategia o una medida de mitigación para cuando haya una declaratoria de emergencia, creemos nosotros que ellos deben tener otra ruta ya trazada, a lo mejor desaparecen los fideicomisos, pero los apoyos deben de seguir para este tipo de situaciones”, dijo.

Por su parte Guillermo Moreno Río presidente de Grupo INCIDE, explicó que en el supuesto de que un municipio sufra las consecuencias de un desastre natural, tendrían que desviar recursos para solucionar las problemáticas.

 “Se estarían enfrentando principalmente a la falta de liquidez, a la falta de recursos y van a tener que desviar algunos recursos de gasto corriente de lo que tienen asignado ellos –en el mejor de los casos-, para hacer frente a este tipo de situaciones, la verdad es que es algo verdaderamente lamentable lo que está sucediendo”, dijo.