ESPECIAL | Un Ángel que sobrevivió al infierno

Por Jesús Moreno Valenzuela

HERMOSILLO, Sonora.- Fue un terrible cinco de junio de aquel desolado 2009, cuando Ana Laura Rey Velasco, llevó a su pequeño Ángel con apenas un año de edad a la guardería ABC, ya que ella necesitaba trabajar para poder llevar el pan de cada día a su hogar.

Eran las tres de la tarde, cuando Ana recibió una terrorífica llamada, que cambiaría su vida para siempre, donde le decían que ese lugar, al que le confió su tesoro más preciado, su hijo, había explotado y se estaba incendiando. 

PEQUEÑO ÁNGEL

Rápidamente se trasladó como pudo a la esquina de Mecánicos y Ferrocarrileros en la colonia Y Griega, donde sintió una angustia, impaciencia y dolor inmenso, al imaginar como la vida de su hijo corría peligro adentro de ese infierno en llamas.

Cuando llegó, notó que había un equipo de rescatistas, que trató de salvar la vida de los inocentes, y como milagro, su hijo Ángel Daniel Machado Rey, fue de los que se lograron salvar, pero por desgracia murieron 49 niños y niñas en ese incidente. Tras este trágico día, a Ángel Daniel le quedaron secuelas de por vida.

Conforme fue pasando el tiempo, empezó con calenturas, que no podía respirar, fue entonces cuando me empecé a acercar al seguro para la atención medica con él, y ya de ahí en adelante, los 13 años que tiene Ángel de vida, ha estado en varios tratamientos, desde un año hasta los 13 el tiene citas con neumología, con endocrinología, pediatría, y ahorita lo siguen observando por la cuestión de los pulmones’’, dijo.

Con apenas un año, y después de haber inhalado tanto humo, sus pequeños pulmones le tomaron factura, ya que fue diagnosticado con hiperreactividad bronquial.

Estos problemas de salud, ocasionaron que no pudiera respirar por cuenta propia, no le llegaba oxígeno al cerebro, no crecía bien, no comía, no podía hacer ejercicio, además de ser propenso a narcolepsia, ya que se quedaba dormido durante el día, y eso afectó a su desarrollo.

Tras ver todo el sufrimiento de su hijo, su madre lo llevó al seguro, al no tener recursos para atenderlo en un hospital privado, y se las vio negras, ya que no le querían dar los medicamentos necesarios, ni hacerle los estudios requeridos, porque catalogaban a Ángel Daniel como sobreviviente y no lo reconocían como afectado, así estuvo por años en vueltas con las autoridades.

RECUPERACIÓN DE ÁNGEL

Para mí, volvió a nacer mi hijo, y ha sido muy indignante que pasan los gobiernos y no se hace justicia, me indigna mucho y me da coraje todo lo que estoy batallando todos estos 12 años que no debería de haber batallado, simplemente entregue a mi hijo porque tenía que trabajar para darle sustento a mi familia, ayudar a mi esposo en ese entonces y ha sido muy difícil’’, puntualizó.

Ana Laura no se rindió, y logró que le dieran el seguimiento médico necesario, hoy en día, Ángel Daniel sigue en una lucha constante por salir adelante, le gusta mucho el futbol, pero solo puede jugar unos minutos a causa de su condición.

A pesar de todo, él es muy alegre, siempre con su guitarra y bajo, cuando va al coro de la iglesia para cantar, además tiene el sueño de aprender a tocar el saxofón, ya que ese es el instrumento favorito de su madre, y un día poder tocarle una canción, aunque sus pulmones no se lo permitan aún.

ÁNGEL EN LA ACTUALIDAD