Ejecuta e incinera a su “amigo” por deuda económica; le dan 25 años de prisión

CIUDAD OBREGÓN, Sonora.- Eran amigos y entre ellos existía mucha confianza, de esa misma amistad se aprovechó José Ismael “N.” para privar de la vida a Jaime Eduardo, a quien ya se le hizo justicia con las investigaciones hechas por personal de la FGJE de Sonora.

Por el delito de homicidio calificado con premeditación, alevosía, traición, ventaja y brutal ferocidad, el sujeto recibió una sentencia condenatoria en procedimiento abreviado de 25 años de prisión, luego de aceptar su responsabilidad en los hechos.

Sólidos y contundentes datos de pruebas fueron presentados por personal de la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora (FGJE), dentro de la causa penal 779/2020, que avaló el Juez y la defensa del imputado para dictarse la pena.

A primeras horas de la mañana del 24 de septiembre de este año, José Ismael “N.” estaba en casa de quien decía era su amigo, pero en un momento dato el agresor sacó una pistola y disparó contra la víctima, al aprovechar que le había dado la espalda.

Al caer Jaime Eduardo por el impacto del proyectil, que le causó varias heridas, su “amigo” envolvió el cuerpo en una cobija, lo subió a un vehículo Jeep Liberty, propiedad del afectado, y salieron del domicilio, ubicado en la colonia Valle Dorado.

Lo trasladó a un predio ubicado en Calle 400+500 entre Michoacán y Kino, en el Valle del Yaqui, donde con toda ventaja prendió fuego a la unidad automotriz con el lesionado adentro, terminando calcinado la víctima y el automóvil.

Al parecer por un adeudo económico, Jaime Eduardo fue privado de la vida, fue lesionado por proyectil de arma de fuego y por el fuego directo, su cuerpo fue localizado a las 09:35 horas del mismo día de los hechos, iniciando la Fiscalía de Sonora con las indagatorias correspondientes.

Tras realizar el Agente del Ministerio Público, coordinado con elementos de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC), entrevistas a testigos que se reforzaron con datos de pruebas recolectados por personal de Servicios Periciales, se estableció la identidad del responsable.

La carpeta de investigación fue reforzada por pruebas logradas por personal del Laboratorio de Inteligencia Científica Forense (CIF), por lo que se obtuvo la orden de aprehensión, la cual se cumplió el 12 de noviembre en el lugar de trabajo del hoy sentenciado.

José Ismael “N.” fue presentado ante el Juez en la Audiencia Inicial, donde quedó vinculado a proceso, en prisión preventiva y ante la contundencia de los datos de pruebas, aceptó el procedimiento abreviado para recibir 25 años de cárcel.