Desactivan protocolo Alba para Lizbeth Bracamontes Tellaeche; su cadáver sí corresponde al encontrado en Marzo

HERMOSILLO, Sonora.- Mediante comparativa genética realizada en el Laboratorio de Inteligencia Científica Forenses (CIF) de la Fiscalía General de Justicia (FGJE) se logró establecer la identidad de un cadáver encontrado a finales del mes de marzo en la ciudad de Hermosillo, se trata de Lizbeth Bracamontes Tellaeche.

Lizbeth era buscada por sus familiares desde el pasado mes de enero, cuando el día 26 de ese mes dejaron de tener contacto con ella, por lo que interpusieron la denuncia ante la FGJE Sonora y derivado de ello se activó la Alerta de Protocolo Alba. A finales del mes de marzo, el cadáver de una joven mujer fue encontrado en la colonia Las Amapolas en Hermosillo procediendo de inmediato a iniciar el proceso de identificación en el Laboratorio Científico Forense CIF.

Por el grado de deshidratación que presentaba el cadáver fue necesario realizar un proceso específico de limpieza, secado y tratamiento de tejidos y muestras  óseas, con reactivos especiales, lo que permitió finalmente la extracción del ADN, para su posterior confronta genética con los registros de ADN de la base de datos de todas las personas que han denunciado familiares desaparecidos.

Mediante este municipal proceso fue posible  llegar a la identificación plena de Lizbeth Bracamontes Tellaeche, con resultados positivos con sus familiares directos, a quienes se les hizo entrega de sus restos mortales. Cabe señalar que, la variación en el tiempo para la identificación de cadáveres, osamentas o restos óseos, radica en el estado que guardan los cuerpos o restos óseos, y en la posibilidad de obtener de ellas la suficiente carga genética que permita realizar las comparativas o confronta genética.

Es importante precisar que el proceso de identificación humana requiere de varios pasos que se realizan dentro del Laboratorio CIF de la FGJE Sonora y que son los siguientes:

1. Recepción de la muestra al Laboratorio CIF

2. Se registro en la bitácora para establecerle un número de identificación.

3. Pasan los restos a un proceso de lavado con reactivos especiales y tratamientos especiales según sea el caso, si las muestras están muy deterioradas se salen de este curso y se van a otro tratamiento especial.

4. Posteriormente se pasan a la tarea de muestreo, ésta puede durar una semana pues es aquí donde se obtienen varias muestras de las piezas para ingresarlas al flujo, se calculan entre 2 y 3 horas para conseguir una muestra, y son aproximadamente 10 muestras las que se toman.

Iniciar el proceso de muestreo a partir de tomar una porción de las piezas para ingresarlas al flujo.

5. En el flujo se lleva a cabo la extracción de ADN, y puede lograrse en una o bien hasta 4 o 5 intentos.

6. De ahí se pasa a la cuantificación, si no hay suficiente ADN se tiene que regresar al paso de muestreo, para seleccionar otras partes de las piezas para poder obtener el perfil genético.

7. Ya que pudo realizarse la cuantificación se realiza la amplificación.

8. Se obtiene el perfil genético y se analiza para realizar la confrontación.

9. Se lleva a cabo la confronta con la base de datos de las personas que han reportado familiares desaparecidos.

10. Si resulta que se genera un “match” o resultado positivo, entre perfiles de los restos y de quienes dejaron sus muestras que buscan a sus familiares, se realizan los cálculos estadísticos.

11. Finalmente se elabora el dictamen y se da aviso a la familia del hallazgo.

Es importante puntualizar que el trabajo de identificación humana mediante comparativa o confronta genética, en el laboratorio CIF de la FGJE Sonora, es totalmente gratuita.