Presenta Morena denuncias contra candidatos por coacción del voto

CIUDAD DE MÉXICO.- Morena presentó  denuncias ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales contra los candidatos a las gubernaturas de Querétaro, Mauricio Kuri González; de Baja California Sur, Francisco Pelayo Covarrubias y de Sinaloa; Mario Zamora Gastélum; así como también a Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa, por coacción del voto.

Las denuncias fueron presentadas por el representante del partido ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Sergio Gutiérrez Luna. En el caso de Mauricio Kuri González (PAN), candidato a la gubernatura de Querétaro, Morena consideró que se comete un acto delictivo al ofrecer mil 500 pesos, solicitando el voto al electorado, en específico de mujeres, a cambio de recibir una tarjeta denominada “Contigo”.

Los de Morena acusan que Francisco Pelayo Covarrubias (PAN), candidato a la gubernatura de Baja California Sur, también ofrece dinero a través de la tarjeta “Unidos Contigo”.

”Ambos candidatos están solicitando votos a cambio de una promesa de dinero que entregarán mediante dichas tarjetas si resultan electos, lo cual atenta contra el Estado Democrático de Derecho, al aprovecharse de las personas en estado de vulnerabilidad y constituye un delito en términos del Artículo 7 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales”, expuso Morena.

En el caso del gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz (PRI), Morena señaló que el mandatario estatal genera inequidad en la contienda electoral con el fin de favorecer al Mario Zamora Gastélum mediante la entrega a la población de las tarjetas recargables “Puro Sinaloa” que se utilizan en la cadena de supermercados CASA LEY.

En 2020, expuso el partido,  dicha tarjeta recargable tuvo un tiraje de un millón 600 mil tarjetas por un monto de 350 pesos en cada una; para el 2021, su tiraje se amplió a 4 millones de tarjetas con un monto de 200 pesos en cada una, lo que demuestra que antes del arranque formal de las campañas electorales, el gobierno del estado aumentó el gasto público en estas tarjetas, pasando de 560 millones a 800 millones de pesos utilizados con este fin.

Acusó que existen indicios de la conformación de padrones de beneficiarios integrados por mujeres, jefas de familia y personas de adultas mayores para hacerles entrega las tarjetas “Contigo”, “Unidos Contigo” y “Puro Sinaloa” a cambio de su voto.

La coacción del voto mediante la entrega de dichas tarjetas es un delito electoral sujeto a investigación y sanción.