PEF 2021 es una “infamia”: Alianza Federalista

CIUDAD DE MÉXICO.- Los 10 gobernadores que integran la Alianza Federalista expresaron este miércoles su descontento con los diputados que aprobaron en lo general el presupuesto 2021, el cuál calificaron de “infamia presupuestaria”.

En dos mensajes publicados en Twitter, los mandatarios también llamaron a la descentralización de recursos para reasignarlos “a lo verdaderamente importante para los mexicanos: salud, seguridad, infraestructura, educación y cultura”.

“Los integrantes de la #AF manifestamos nuestro descontento con los 297 diputados, con nombres y apellidos, representantes del pueblo de #México, que consumaron de noche y con prisa la #InfamiaPresupuestaria2021 condenando a todos los mexicanos a depender del asistencialismo”.

En un segundo mensaje, los gobernadores aliancistas insistieron en que seguirán exigiendo en que se descentralicen los recursos y decisiones, para que se reasignen más recursos a lo verdaderamente importante para los mexicanos como la salud, la seguridad, la educación y cultura.

“Desde la #AlianzaFederalista nos seguimos pronunciando a favor de que se descentralicen los recursos y las decisiones, para reasignar más recursos a lo verdaderamente importante para los mexicanos: salud, seguridad, infraestructura, educación y cultura. #PresupuestoJusto”, agregaron los gobernadores.

Este miércoles por la madrugada y el voto a favor de Morena, PT, PES y Verde, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el 2021 con lo que se confirmó un recorte de 182 mil 937 millones de pesos para los estados y municipios al comparar los recursos aprobados para este 2020 con el 2021, y tampoco se les otorgaron mayores recursos que solicitaban los gobernadores, principalmente de la Alianza Federalista, para atender la crisis económica y la pandemia del Covid-19 el próximo año.

El pasado viernes, los gobernadores que integran la Alianza Federalista, asistieron a una reunión con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, a quienes les entregaron un documento en la que solicitaban resarcir 182 mil 937 millones de pesos para el 2021, pues acusaron una disminución en el gasto federalizado de aproximadamente 9% menos y adelantaron que no aceptarían menos del .3%.

De acuerdo con los gobernadores para el Presupuesto del 2021, los recortes de los 182 mil 937 millones de pesos se desglosan así: 75 mil millones menos para la salud; 6 mil 557 millones menos de Provisiones Salariales y Económicas; 62 mil 401 menos de Participaciones a Entidades y Municipios; 8 mil 802 millones menos de Aportaciones para Entidades y 30 mil 171 millones menos para Convenios.

Es “obstinado, inercial y con parches”: IMCO

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) examinó el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 desde una perspectiva de competitividad y de la respuesta que este plan de gasto le da a la contingencia sanitaria y a la recesión que enfrenta México.

El Instituto dijo que plan de gasto en el PEF que destina 6.2 billones de pesos “no da respuesta adecuada a la pandemia, ni a la recesión que enfrenta el país”.

En el contexto que estamos viviendo con la crisis mundial por Covid-19, dijo que “los programas sociales continuarán sin que se planee poner en marcha un programa específico para mitigar las consecuencias económicas de la pandemia”.

El IMCO declaró que “a unas horas de que se cumpla el plazo legal para su aprobación, el proyecto a discusión en la Cámara de Diputados es un presupuesto obstinado, inercial y con parches”.

En el análisis desglosaron un par de puntos del porque llaman al PEF un presupuesto obstinado, inercial y con parches:

Presupuesto obstinado. La composición global del Gasto Neto estimado es rígida por compromisos inescapables de pago de deuda y pensiones, que representan el 36% del gasto neto estimado para 2021, por lo que el margen para dar respuesta a la pandemia y recesión es estrecho.

Presupuesto inercial. El gasto neto global cae un 1% en términos reales, por lo que no se comporta de manera contracíclica. Los 6.2 billones de pesos en el PEF 2021 representarán el 25.2% del PIB.

Presupuesto con parches. Pese a no haber una expansión sustantiva del gasto público, sí hay un incremento del techo de deuda pública para lograr mantener los gastos que ya teníamos antes de la pandemia. El endeudamiento neto autorizado es de 718 mil mdp, un 20% más que en 2020.

En el tema que corresponde a los proyectos del Tren Maya, Dos Bocas, Santa Lucía, Corredor Transístmico, y Tren México-Toluca, dijo que “recibirán casi el doble de recursos” que en 2020, pese a cuestionamientos sobre su conveniencia y rentabilidad.

En el tema de salud mencionó que el gasto destinado a la salud no crece en el IMSS, ni en el ISSSTE: “es inercial”.

“Los recursos de los 109 fideicomisos y los 33 mil millones del Fondo de Salud para el Bienestar no se ven reflejados en el nuevo gasto funcional en salud”.

Recalcó que la composición global del gasto neto estimado es rígida y limita el margen de maniobra ante la contingencia y la crisis económica. “Si el presupuesto fuera de 6 pesos, el gasto en pensiones y el servicio de la deuda consumiría 2.16 pesos; las transferencias a los estados y municipios 1.62 pesos; Pemex, la CFE, el IMSS y el ISSSTE $1.38 pesos, por lo que al Gobierno federal le quedarían solamente 84 centavos”.

EL UNIVERSAL