El PAN exige probar afirmaciones de Lozoya sobre sobornos; “son dichos de un presunto criminal”, señalan

CIUDAD DE MÉXICO.- El Partido Acción Nacional (PAN) exigió probar las declaraciones que hizo Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), al Gobierno federal y que involucrarían en diversos sobornos a legisladores de esa fuerza política.

A través de un comunicado, el blanquiazul afirmó que “no consentirá ninguna ilegalidad cometida por ninguna persona, como tampoco permitirá, como se ha hecho en el pasado, que se use la justicia como instrumento de propaganda para dañar al partido, ni el buen prestigio de sus liderazgos”.

Asimismo, dijo que, quien acusa se encuentra obligado a presentar pruebas, pues de lo contrario, sólo son dichos de un “presunto criminal”.

“Quien acusa está obligado a probar. Hasta el momento sólo son dichos de un presunto criminal que podría acusar a los adversarios del Gobierno federal, con tal de salvar su situación jurídica como indicado”, externó.

En ese sentido, el PAN afirmó que las declaraciones de Lozoya Austin es únicamente distraer a la ciudadanía ante el “fracaso” de la 4T en materia económica.

“Los dichos de Lozoya pretenden ser un distractor y la cortina de humo perfecta ante el fracaso del Gobierno de López Obrador en la economía, con el creciente desempleo, la pésima gestión ante el COVID-19 y las muertes que pudieron evitarse, así como su fracaso ante el combate a la inseguridad”, sentenció el grupo político.

Finalmente, los panistas se pronunciaron el favor de erradicar la corrupción tanto del pasado como la del presente que relacionan a personas cercanas al Presidente, y en todos los casos, han hecho caso omiso.

“Acción Nacional está a favor de acabar con la corrupción del pasado, pero también la del presente, porque ya son muchos los hechos de presunta corrupción por parte de miembros del equipo cercano al presidente y en todos los casos el gobierno se ha hecho ´de la vista gorda'”, se agregó en el documento.

LAS DECLARACIONES

Esta mañana amanecimos con la noticia de que Emilio Lozoya Austin declaró ante autoridades federales haber entregado 52 millones 380 mil pesos en sobornos a legisladores del PAN para que aprobaran las reformas impulsadas por el acuerdo político Pacto por México.

De acuerdo con información de Abel Barajas y Claudia Guerrero para el diario Reforma, fue el entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, líder de la estrategia junto con el expresidente Enrique Peña Nieto, quien le pidió a Lozoya enviar 6.8 millones de pesos a Ricardo Anaya Cortés.

De acuerdo con otras filtraciones, muchos de los panistas sobornados eran cercados a Felipe Calderón Hinojosa. El expresidente tuvo un fuerte control de Acción Nacional hasta que dejó el mandato, de tan manera que logró colocar familiares y amigos en listas plurinominales en la renovación de los cuerpos legislativos. Pero los sobornos habrían sido en horizontal y sin distingos. Anaya, quien no era cercano a Calderón, se desempeñó como presidente de la Cámara de Diputados de 2013 a marzo de 2014, lapso en el que se llevó a cabo la discusión de la Reforma Energética. En mayo de 2014 asumió el cargo de secretario general del PAN.

Entre el 11 diciembre de 2013 y el 21 de abril de 2014, Lozoya envió más de 52 millones de pesos a los legisladores del PAN. Entre los nombres de los señalados destacan los exsenadores Ernesto Javier Cordero Arroyo y Salvador Vega Casillas. También fueron mencionados los actuales gobernadores de Querétaro y Tamaulipas, Francisco Domínguez Servién y Francisco García Cabeza de Vaca, respectivamente.

Otros de los destinatarios nombrados por Lozoya fueron Jorge Luis Lavalle Maury, expresidente de la Comisión de Administración del Senado, y Rafael Jesús Caraveo Opengo, exsecretario técnico de la misma, quien además estuvo implicado en la recepción del dinero, subrayó Reforma.

SINEMBARGO.MX