Regresan a clases en Campeche

CIUDAD DE MÉXICO.- Por primera vez en un año, los niños mexicanos regresaron el lunes a las aulas, al menos en el estado de Campeche.

Campeche, ubicado en la costa del Golfo de México, ha sido el estado menos afectado por la pandemia en México, y fue el primero en vacunar a sus maestros. Los estudiantes de primaria de Campeche son los primeros, y hasta el momento los únicos, en los 32 estados del país en volver a las aulas. Sin embargo, se prevé que el martes inicie la vacunación de maestros en otras cinco entidades con un número relativamente bajo de infecciones de coronavirus.

Aunque el regreso a clases podría ser algo bueno, las imágenes en Campeche no se parecían a las de antes: Se permitió el regreso de estudiantes en pequeños grupos a fin de mantener la distancia social, y todos portaban mascarillas y caretas.

Jacinto Javier Uc Ordóñez es maestro de cuarto a sexto grados, y también funge como director de la escuela primaria Valentín Gómez Farías, ubicada en la comunidad maya de Monte Bello. En lugar de recibir a todos sus estudiantes al mismo tiempo, el lunes enseñó a sus alumnos de cuarto grado en grupos de tres y por sesiones más breves de entre hora y media y 2 horas. “Ya me siento feliz, ir a la escuela, ver a mi maestro, a mis compañeros”, dijo Jade Sarahí Chan Puc, de 10 años. También estaba muy contenta porque la escuela es uno de los pocos lugares del pueblo con conexión a internet.

México ha enfrentado desafíos únicos para mantener a sus alumnos al día durante la pandemia. Muchos estudiantes no tienen computadoras o acceso a internet en casa. “En Monte Bello no hay internet, no hay señal, no hay absolutamente nada”, dijo Uc Ordóñez, resaltando que durante la pandemia, él y otros maestros visitaron personalmente las casas de sus alumnos para entregarles sus tareas.

La mamá de Jade Sarahí, Hermelinda Puc Kuk, también expresó su felicidad por la reanudación de clases. Al igual que para muchos padres en todo el mundo, la enseñanza remota ha sido difícil, particularmente con los desafíos extraordinarios que se presentan en su comunidad. “Se nos hace más fácil la tarea, porque a veces tienes que sacar tiempo para ayudarla”, dijo Puc Kuk. “Los ayuda más, mejor, el maestro”.

México ha registrado casi 212.500 muertes confirmadas por COVID-19, pero debido a la poca cantidad de pruebas diagnósticas que se realizan el país, las autoridades admiten que la cifra real es mayor a 330.000.

AP