Por “sana distancia”, AMLO no atendió a familiares de desaparecidos

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este martes que no puede atender directamente a los familiares de desaparecidos debido a las medidas de distanciamiento social, tras una polémica desatada este lunes durante una visita en el estado de Veracruz.

“No puedo, por la sana distancia, exponerme y exponerlos a ellos; lamento mucho que esto haya pasado, es muy incómoda esta situación de cuidado y sana distancia”, manifestó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

Además ofreció una disculpa por no tener comunicación directa con los ciudadanos, pero aseguró que “todos los días se atiende a ciudadanos y a familiares de víctimas de la violencia”.

El lunes, decenas de familiares de personas que han desaparecido en Veracruz pidieron al presidente que descendiera de la camioneta que lo transportaba durante su gira de trabajo para que los atendiera.

Entre gritos, los manifestantes exigían a López Obrador que se bajara del vehículo “¡Que se baje, que se baje!”, decían mientras rodeaban la camioneta con carteles que decían “Ayúdalo a regresar a casa”, con lo que demoraron el paso del convoy que intentaba salir de un batallón de infantería en la ciudad Veracruz.

Ya casi cuando se abría paso entre la multitud, una mujer que caminaba a un lado del vehículo oficial le reclamó: “¡Solo atiendes a la mamá de El Chapo! ¡Atiendes a la madre de “El Chapo”, cabrón. A nosotros no!”, vociferó.

En marzo pasado, se hizo viral un video donde el presidente saludó de mano a Consuelo Loera, madre del famoso narcotraficante y le aseguró que había recibido su carta.

“Te saludo, no te bajes, no te bajes. Ya recibí tu carta, sí, sí, ya recibí tu carta”, le decía el mandatario a Loera, quien solo le respondió “ándele, pues” desde una camioneta.

Y en febrero, el mandatario le ofreció ayuda para tramitar una visa humanitaria que le permitiera visitar al capo en Estados Unidos, donde cumple una condena a cadena perpetua desde julio pasado.

El presidente mexicano explicó este martes que todos los días atiende el tema de la violencia y los desaparecidos en el país, durante sus reuniones con el gabinete de Seguridad.

De acuerdo con el último reporte de la desaparición en México, el país registra oficialmente 61 mil 367 desaparecidos y recientemente familiares de las víctimas han mostrado descontento porque la pandemia de la COVID-19 ha frenado los operativos de búsqueda sobre el terreno, y además planea la sombra de los recortes gubernamentales en organismos clave como la Comisión Ejecutiva de Atención a las Víctimas (CEAV).

 

 

EFE