No es por miedo, la valla en Palacio es para evitar provocaciones de infiltrados, según AMLO

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, explicó este sábado que la línea de vallas colocada desde ayer frente al Palacio Nacional, a unos días de la marcha feminista del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es para evitar provocaciones y proteger edificios históricos, lo que no impide su derecho de manifestación.

“Que no se confunda, no es miedo. Todos los seres humanos tenemos miedo, pero es distinto a la cobardía. No es por eso que se ponen las vallas. Es para que no haya provocación. Es nuestra obligación garantizar la paz y la tranquilidad, sin represión. Prefiero eso a que estén frente a frente fuerzas de seguridad y mujeres. Tenemos que seguir manifestándonos de manera pacífica”, dijo.

“Va a haber una manifestación de mujeres, están en todo su derecho de protestar, de manifestarse, pero hay mucha provocación”, dijo López Obrador en un gira trabajo por el estado de Yucatán para supervisar las obras del Tren Maya.

“Hay mucha gente que se infiltra y lo que busca es causar daño, utilizan como forma de protesta la violencia y tiran bombas molotov y no queremos que haya heridos de ningún bando”, añadió.

El mandatario dijo que con esa medida lo que se busca “es que no haya heridos de las fuerzas de seguridad pública, ni queremos que las mujeres que protestan salgan afectadas, dañadas, tenemos que protegernos”.

Además, dijo que con las vallas también se busca proteger los edificios históricos y los monumentos históricos.

“Cuando se pinta Bellas Artes, cuando se raya el Palacio Nacional, cuesta trabajo despintar porque hay que pedirle permiso, autorización al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)”.

Señaló que “no se puede estar afectando la cantera de estos edificios que tienen siglos, entonces es mejor protegerlos, pero no se impide el derecho de manifestación”.

“Imagínense que no se cuida el Palacio Nacional y se vandaliza, qué imagen se da en el mundo, pero eso que no se confunda, no es miedo”, expresó López Obrador.

Las declaraciones de López Obrador, quien ha acusado que el movimiento feminista en México está manipulado, es señalado por colectivos y organizaciones de mujeres de no tener sensibilidad ante la violencia que sufren las mujeres en este país y de no contar con perspectiva de género.

En los últimos años en México las cifras de feminicidios y violencia contra las mujeres han ido en aumento, además del alto índice de impunidad que permite que agresores y asesinos sigan en las calles.

México registró 967 feminicidios en 2020, una cifra casi idéntica a los 969 crímenes por razón de género de un año antes.

El mandatario recordó que hace un años en la manifestación arrojaron “bombas a ese edificio histórico (Palacio Nacional, donde vive y despacha), y no es solo afectar ese inmueble histórico es también causar daño a personas e incluso daño a quienes también se van a manifestar”.

Dijo que en su caso prefiero esa protección “a que estén frente a frente fuerzas de seguridad y mujeres protestando porque eso sería dañino, tenemos que seguir manifestándonos de manera pacífica” como lo hicieron Gandhi y Martin Luther King.

La nueva ola feminista en México comenzó a mediados de 2019, cuando tuvo lugar una fuerte protesta en la Ciudad de México tras tres casos de supuesto abuso sexual de mujeres por parte de policías y una serie de feminicidios.

EFE