Niño hondureño de 4 años viajaba solo en la frontera entre México y Estados Unidos

REYNOSA, Tamaulipas.- El Instituto Nacional de Migración (INM) de México halló a un niño hondureño de cuatro años viajando solo en Reynosa (Tamaulipas), cerca del río Bravo, a pocos kilómetros de la frontera con Estados Unidos, según un comunicado publicado en su página web.

El texto indica que el pequeño vagaba sin compañía en una zona de arboledas y matorrales conocida como Los Longoria. En el área también encontraron a otras nueve personas, entre ellas tres mujeres, todas ellas de Honduras, aunque ninguna lo reconoció como familiar suyo.

Debido a su corta edad y a que ningún adulto estaba a su cargo, los agentes del INM consideraron su condición como “altamente vulnerable”, por lo que notificaron de la situación a las instancias de protección a la niñez y a la representación consular.

Los diez migrantes hondureños hallados incluidos varios niños, no pudieron demostrar su condición de estancia regular, por lo que quedaron bajo la atención y protección del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, en cumplimiento con la Ley de Migración mexicana.

Horas después, el Instituto Nacional de Migración emitió otro comunicado en el que informó que el padre del menor se había presentado en las oficinas migratorias del Puente Internacional Benito Juárez con la documentación pertinente para acreditar que era su hijo.

“¿Papá, por qué me dejaste?”, dijo el pequeño al ver a su progenitor. El hombre explicó que se alejó y descuidó a su hijo por unos minutos y, al darse cuenta de la presencia de los agentes de migración, decidió salir corriendo.

El INM detalla que, en reiteradas ocasiones, los migrantes han señalado a los agentes federales de migración que los “guías” les sugieren emigrar con menores de edad porque, de ese modo, es más sencillo entrar a Estados Unidos.

RT

Foto Twitter @INAMI_mx