México intenta recuperar manuscritos del conquistador Hernán Cortés que fueron robados y salieron a subasta en EE.UU.

Un grupo de académicos de México y España trabaja para recuperar una serie de documentos que pertenecieron al conquistador español Hernán Cortés y fueron robados del Archivo General de México (AGM), informa Reuters.

La investigación se profundizó el año pasado cuando la casa de subastas Swann Galleries, de EE.UU., intentó vender una carta de 1521 en la que algunos aliados le pedían a Cortés que evitara a un enviado de España que intentaba quitarle su poder. La intención era recaudar entre 20.000 y 30.000 dólares, aunque finalmente la subasta fue cancelada. “Mover a sabiendas material robado a través de una casa de subastas es lo más tonto que puede hacer una persona”, declaró la empresa.

Los especialistas analizaron un total de diez documentos que fueron ofrecidos por casas de subastas de Los Ángeles y Nueva York entre 2017 y 2020 y concluyeron que todos pertenecían al AGM. “Es escandaloso. Estamos muy preocupados, no solamente por este robo, sino por todo el robo y saqueo que existe de patrimonio nacional”, expresó María Isabel Grañén, estudiosa de los libros coloniales españoles del siglo XVI.

Por este motivo, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México pidió ayuda al Departamento de Justicia de EE.UU. para repatriar los diez manuscritos.

La búsqueda de los académicos comenzó luego de que en 2017 salieran a subasta varias cartas firmadas por Cortés. Una de ellas, de 1538, fue vendida por Swann Galleries en 32.500 dólares. Al año siguiente fue exhibida en la Biblioteca y Museo Morgan de Nueva York, que aclaró que la misiva no era de su propiedad, sino que era parte de la colección de manuscritos del historiador del arte brasileño Pedro Corrêa do Lago, quien al ser consultado expresó: “He devuelto la carta, adquirida de buena fe, a Swann Galleries”. Además, dijo que todo se trató de un “suceso muy extraño y desafortunado”.

Búsqueda de documentos

Para comprobar la procedencia de las cartas, Marco Palafox, director jurídico del AGN, contó que investigaron los archivos del organismo que en 1993 fueron grabados en microfilm por la Sociedad Genealógica de Utah, una rama de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días que fotografía documentos de todo el mundo para ayudar a los mormones y a otras personas a rastrear su ascendencia. Allí hallaron nueve de los diez manuscritos que habían salido a subasta.

A partir de entonces, comenzaron a trabajar en conjunto con autoridades de EE.UU. para su recuperación y, según Robert Wittman, un exagente especial del FBI, la intención es seguir la cadena hasta encontrar a quienes robaron las cartas en México. “No descartamos ninguna hipótesis. No descartamos que el responsable de los robos de estos documentos sea un directivo, un trabajador o un usuario”, concluyó Palafox.

RT