López Obrador dice “no” a enjuiciar a expresidentes

CULIACÁN, Sinaloa.- A un día de la consulta popular, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que, de poder votar, lo hará, pero en contra de que los expresidentes Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto sean juzgados.

No obstante, y pese a que viola la veda electoral, llamó a la población a salir a participar y acusó que los que están llamando a no hacerlo no son demócratas.

“Llamo a que la gente participe en la consulta porque se trata de hacer realidad, de convertir en un hábito la democracia participativa (…) Es muy importante acreditar que el pueblo sea tomado en cuenta y que no nos quedemos sólo en la democracia representativa (..) hay que ir a votar.

“Quienes están llamando a no participar pues no son demócratas o nada más lo son cuando les conviene”, reiteró.

En conferencia en las instalaciones de la Tercera Brigada de Policía Militar El Sauz, aseguró que es una vergüenza que el Instituto Nacional Electoral (INE) no esté promoviendo la consulta, por lo que lo acusó de actuar de forma antidemocrática.

Acompañado por el gobernador Quirino Ordaz y por integrantes de su gabinete de seguridad, comentó que mañosamente sus opositores acordaron realizar la consulta para este 1 de agosto y no el mismo día de las elecciones del pasado 6 de junio.

“Decidieron hacerla en otra fecha, mañosamente se quedan callados, no informan. Es una vergüenza que los del INE, que deberían estar difundiendo lo de la consulta, porque se supone que es el organismo encargado de promover la democracia, están en contra de la democracia”.

Señaló que la oposición está reclamando que esta consulta está costando mucho, pero “¿para qué no aprobaron que [se realizara] el día de las elecciones? Era nada más cosa de tener una boleta adicional”.

Pese a que no puede votar en una casilla que no sea la de su domicilio, el Presidente adelantó que, si el domingo se encuentra una casilla por la sierra de Nayarit, votará en contra.

“Hay que participar todos, tenemos que ir. Yo voy a estar recorriendo caminos en Nayarit, en la sierra. Si hay una casilla (…) entonces sí. Ya expresé que yo voy a votar en contra, lo dije desde que tomé posesión, pero no se le puede quitar el derecho a la gente a participar”, dijo.

Retorno a escuelas

El Mandatario federal externó que si las madres y padres de familia no desean llevar a sus hijos a las escuelas, que no los manden, pero, agregró, no dará marcha atrás en su decisión de regresar a las aulas el 30 de agosto.

“Vamos a ser respetuosos, se abren las escuelas, se regresa a clases. ¿No quieren que vayan sus hijos a las escuelas?, pues no los manden, somos libres.

“Tenemos que pensar en la importancia de la educación, no podemos continuar así, hay que regresar a clases”, insistió.

Reiteró que esta decisión no es obligatoria, pero que es necesario regresar a clases porque se está causando daño a la educación y a los estudiantes.

Por separado, los gobernadores de Sinaloa, Quirino Ordaz (PRI), y de Durango, José Rosas Aispuro (PAN), respaldaron la decisión del gobierno federal para regresar a clases presenciales.

“Tengo mi conciencia tranquila”

López Obrador aseguró que tiene la conciencia tranquila sobre la orden que dio al Ejército para liberar a Ovidio Guzmán, hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, durante el llamado culiacanazo, ocurrido el 17 de octubre de 2019 en esta ciudad capital.

Refirió que, según el informe oficial, la detención de Guzmán podía poner en riesgo la vida de más de 200 personas, y recordó que fue muy criticado por sus opositores por haber liberado al hijo del capo porque no quiso arriesgar al pueblo de Sinaloa.

“Yo tomé la decisión, porque no quisimos arriesgar al pueblo, no queremos la violencia, y esto no se entiende en los autoritarios, fascistoides, quienes quisieran resolver todo con el uso de la violencia y todavía hay quienes cuestionan, pues yo tengo mi conciencia tranquila”.

El 17 de octubre de 2019, el Ejército llevó a cabo un operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán, quien es requerido por la justicia de Estados Unidos.

Los elementos militares lograron detener por unas horas al hijo del fundador del Cártel de Sinaloa en una vivienda en la capital del estado, pero dicha organización criminal, por medio de comandos armados, tomó las calles y provocó terror entre la ciudadanía.

Horas después del fallido operativo federal, Guzmán López fue liberado y hoy continúa prófugo de la justicia.

CON INFORMACIÓN DE EL UNIVERSAL

FOTO DE EL UNIVERSAL