Exigen en protesta al gobierno de López Obrador mayor solidaridad con Palestina

CIUDAD DE MÉXICO.- Mexicanos y palestinos protestaron este domingo en la Ciudad de México para exigir una mayor solidaridad y contundencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con la crisis humanitaria y bélica que afronta la franja de Gaza, donde hay al menos 248 muertes.

Los inconformes llevaban pancartas con leyendas como “Palestina Libre” y “Palestina bajo ataque” para denunciar lo que ocurre en aquel territorio, que inició un cese al fuego el pasado viernes tras un enfrentamiento que comenzó el 10 de mayo y es considerado el peor desde 2014.

Entre los manifestantes que se congregaron frente al Ángel de la Independencia en Paseo de la Reforma, estaba Nasser Assaf, un palestino que apeló a la solidaridad de los mexicanos. “Que se unan porque esto es un genocidio y no nada más de ahorita, lleva más de 70 años de vivir bajo el yugo de Israel. La tierra es palestina, no de Israel. Palestina es un país limpio, sano, humano y no se merece esto”, expresó Assaf a Efe.

El gobierno de México, que ha pedido un estado viable para Palestina, ha calificado de “aberración” la pasividad del Consejo de Seguridad de la ONU, del que ahora es miembro no permanente. Aun así, algunas ciudadanas mexicanas, como Lourdes Mancilla, exigieron en la manifestación de este domingo mayor contundencia del gobierno en los organismos internacionales.

“Es importante que el gobierno mexicano sepa que hay muchos mexicanos apoyando esta causa y que también se pronuncie, que esta situación de estar en el Consejo de Seguridad no sea solamente estar en un asiento, sino que se vuelva realmente un promotor de derechos humanos“, indicó a Efe.

La protesta se suma a otra del sábado, en la que agrupaciones civiles realizaron pintas frente a la embajada de Estados Unidos en México, ubicada también en Paseo de la Reforma, donde dibujaron la bandera de Palestina y cráneos con sangre. Los activistas piden ayudar a los habitantes de Gaza, donde más de mil residencias y comercios, 56 escuelas, seis hospitales y 11 clínicas han quedado afectadas y 800 mil personas tienen problemas de acceso a agua, según la oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

“Se requiere también de una campaña de ayuda humanitaria internacional hacia el pueblo palestino debido a los ataques sufridos y a la destrucción de su infraestructura, y hay reiteradas violaciones (por parte de Israel)“, urgió el ciudadano Humberto Cabral. Las cifras oficiales reportan la muerte de al menos 248 palestinos, incluyendo 66 niños y adolescentes. Mientras que en Israel han fallecido 12 personas, dos de ellas menores de edad.

LatinUS

Foto EFE