Cesan del cargo a funcionaria de Salud por caso Mariana

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas.- La Secretaría de Salud de Chiapas cesó a la subdirectora  de Educación y Enseñanza en Salud, Marianna Lazos Salgado, después de que alumnos, pasantes y médicos de pregrado la acusaron de ignorar la denuncia de acoso sexual realizada por Mariana Sánchez Dávalos, fallecida en la clínica de salud de Nueva Palestina, Ocosingo.

En un documento suscrito por el titular de Salud en la entidad, José Manuel Cruz Castellanos se notificó de la baja de la funcionaria, a quien durante las marchas y protestas se le había acusado de “omisiones, indiferencia e insensibilidad” a las denuncias de estudiantes de medicina, particularmente en el caso de Mariana, localizada sin vida el 28 de enero.

Cruz Castellanos comunicó de la destitución de Mariana Lazos Salgado y del nombramiento de Natán Enríquez Ríos, como nuevo titular de la Subdirección de Educación y Enseñanza en Salud de la Secretaría de Salud.

Los alumnos y médicos pasantes han pedido también la destitución del Coordinador de Enseñanza del Distrito Sanitario sexto, Domingo López Mendoza, por omisiones a denuncias de acoso y hostigamiento de superiores en centros de salud, clínicas y hospitales.

Durante las manifestaciones los inconformes han demandado además la salida de directora de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chiapas, Ana María Flores García, y del coordinador del internado médico de pregrado y servicio social, Carlos Alberto López Jiménez. María de Lourdes Dávalos ha señalado que su hija Mariana le comentó que desde antes de noviembre pasado “un compañero de trabajo la hostigaba y acosaba, que llegaba borracho por las noches y había intentado en algunas ocasiones entrar por la fuerza al cuarto”.

Asimismo, a pesar de que la joven de 24 años se quejó con la directora de la clínica, sus reclamos fueron ignorados.  Por el caso, la Fiscalía General inició una carpeta de investigación por el delito de feminicidio. La necropsia reveló que la causa de la muerte fue “asfixia mecánica secundaria por ahorcamiento”. El cuerpo no presentaba huellas de violencia ni de agresión sexual, indicó.

Foto Especial