Anuncia Murat suspensión de la Guelaguetza por pandemia de Covid-19

OAXACA, Oaxaca.- Luego de que este domingo concluyó el periodo de “aislamiento voluntario” al que convocó el gobernador Alejandro Murat como una forma de mitigar los contagios del nuevo coronavirus en los Valles Centrales de Oaxaca, epicentro de la pandemia en el estado, el mandatario anunció tres medidas a seguir tras este confinamiento, entre ellas la suspensión de la Guelaguetza, considerada “la máxima fiesta de los oaxaqueños”.

Tras agradecer la cooperación de todos por “elegir salvar vidas”, informó que como Oaxaca continúa en semáforo rojo, es decir con el máximo riesgo de contagio de Covid-19, siguen restringidas las actividades permitidas, y sólo deben realizarse aquellas consideradas esenciales, incluidas industria, construcción y minería.

Como segunda medida anunció que instruyó a los titulares de Economía y Turismo del gobierno estatal, para que junto con los sectores de comercio, hotelero y gastronómico “puedan implantar los protocolos y en las próximas semanas empiece una apertura gradual”.

Finalmente, Murat anunció que por la situación que vive Oaxaca, su administración ha decidió suspender la Guelaguetza, fiesta étnica en la que las diferentes comunidades originarias de la entidad presentan a los visitantes sus tradiciones, y la cual es la principal fuente de ingresos económicos para el sector turístico.

“He decidido que se posponga la Guelaguetza, y estaremos evaluando llevar a cabo actividades de Guelaguetza en el mes de diciembre, si el semáforo permite eventos masivos”, anunció.

El 4 de mayo pasado EL UNIVERSAL adelantó que el gobernador consideraba que no existían condiciones para que este evento se llevara a cabo en las dos últimas semanas de julio, como cada año, y pese a su importancia económica, pues en 2019 dejó una derrama de 423 millones de pesos gracias a la visita de 121 mil personas, se contemplaría sólo si su gobierno podía garantizar la vida y la salud de las personas.

“Un elemento fundamental para que pudiera haber eventos masivos, primero, sería tener la capacidad para hacer exámenes en tiempo real para ver que no haya personas que puedan contagiar”, dijo en entrevista.

El gobernador finalizó su mensaje de este domingo asegurando que confía en que con disciplina y siguiendo las medidas de mitigación, Oaxaca tomará el rumbo que esperan las familias de la entidad respecto a la pandemia.

Este domingo, Oaxaca alcanzó los 3 mil 78 casos confirmados del virus y llegó a las 343 defunciones, según los Servicios de Salud (SSO), por lo que la entidad se mantiene en alerta por el alto número de contagios.

 

 

EL UNIVERSAL