Alonso Ancira comparece por reparación en caso Agro Nitrogenados

CIUDAD DE MÉXICO.- Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México, S. A. (AHMSA), comparece este lunes ante un juez de control para que resuelva si la reparación que ofreció por el caso Agro Nitrogenados servirá para recuperar su libertad.

La audiencia se realiza en el Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte donde la Fiscalía General de la República (FGR) y la defensa de Ancira Elizondo debatirán sobre la legalidad del acuerdo reparatorio que el empresario firmó con Petróleos Mexicanos (Pemex).

En dicho acuerdo, Ancira se comprometió a pagar 219 millones de dólares por concepto de reparación del daño por la compraventa irregular de Agro Nitrogenados concretada el sexenio pasado.

Con este acuerdo, Ancira pretende que la FGR desista de llevarlo a juicio y acepte el pago como una forma anticipada de conclusión del proceso.

La FGR no está obligada a aceptar el acuerdo como forma de terminación del proceso pero sí puede aceptar el cambio de medida cautelar para que el empresario siga su proceso en libertad.

El caso Agro Nitrogenados data de 2014, cuando Emilio Lozoya era director de Pemex y avaló comprar la planta Agro Nitrogenados, lo que según ha sido documentado por EL UNIVERSAL ha constituido un daño patrimonial de más de 150 millones de dólares en perjuicio de Petróleos Mexicanos.

De acuerdo con los datos de prueba presentados por la FGR, en abril de 2019, el director de Pemex Fertilizantes informó que la planta Agronitrogenados no estaba operando y que el costo de una planta nueva era de 270 millones de dólares, mientras que la rehabilitación de la que Pemex adquirió a Altos Hornos de México ascendía al 82.21% del costo que tendría una nueva.

“La supuesta rehabilitación (de Agronitrogenados) la convirtió en una planta nueva que ha costado más del doble y no ha funcionado”, enfatizaron los fiscales.

En octubre de 2019, el contador público de Pemex concluyó que el estado de obsolescencia tecnológica de Agronitrogenados, al momento de su adquisición, provocó gastos en detrimento de la petrolera por 4 mil 204 millones de pesos.

EL UNIVERSAL