A 30 años de la CNDH, trabaja y se renueva: Rosario Piedra

CIUDAD DE MÉXICO.- La presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra señaló que en el marco de los 30 años de la creación del organismo, éste los celebra trabajando y renovándose.

A través de un comunicado, la titular de la CNDH indica que “trabajando porque ni un solo día de la contingencia provocada por el COVID-19 dejamos de trabajar. Mientras en otros países las comisiones de derechos humanos cerraban sus puertas, nosotros las mantuvimos abiertas. Más de 50 quejas semanales relacionadas solamente con la pandemia durante casi tres meses”.

Mientras que en lo referente a la renovación, señaló que se avanza en la redimensión de la Comisión en su estructura y en su práctica; como han sido los ahorros en áreas no sustantivas, los cuales se destinan a las sustantivas, a fin de atender mejor y más rápido las quejas, emitir recomendaciones y seguirlas. 

Piedra Ibarra subrayó que “para comprender el alcance de la renovación de la CNDH que propuse desde el inicio de mi gestión y que estamos construyendo, se debe empezar por hablar de la naturaleza y características de las ‘instituciones protectoras de los derechos humanos’.

Llámense Comisiones, Ombudsman, Procuradurías de Defensa o Defensorías de los Derechos del Pueblo: instituciones investidas de fuerza moral, a quienes les corresponde la protección de los derechos humanos, a través de la emisión de recomendaciones”.

De ahí que enfatizará que la fuerza moral es una de las características esenciales del Ombudsperson en la tradición internacional, sobre todo la sajona, que lo mantienen al margen de la competencia de todo tribunal u órgano jurisdiccional, pero también de una incidencia efectiva en la prevención y respeto de los derechos humanos.

Por último, indicó que la Comisión es “un logro del pueblo de México. Nuestro objetivo es devolverla al pueblo, que le sirva para que sea este el que califique, de manera que dejemos atrás un modelo que privilegió la promoción y divulgación de los derechos humanos, pero descuidó lo escencial de su misión: su protección y defensa”.

NTX