Parques de Disney World se preparan para reabrir en Florida

ORLANDO, Florida.- Los visitantes tendrán que olvidarse de los encuentros cercanos con Mickey Mouse y el Pato Donald una vez que los parques temáticos de Walt Disney World reabran sus puertas. Tampoco habrá espectáculos de fuegos artificiales ni desfiles —eventos que atraen a multitudes— y tanto visitantes como empleados serán sometidos a chequeos de temperatura en la entrada.

Pese al enorme incremento de contagios del coronavirus entre la población de Florida en las últimas semanas, dos de los cuatro parques de diversiones de Disney World se preparan para reabrir el sábado. Cuando lo hagan, quienes visiten “el lugar más mágico del planeta” deberán apegarse a las nuevas directrices.

Todos están obligados a portar cubrebocas y respetar el distanciamiento social. Por ahora, no se permitirá ir de un parque a otro en un mismo día, y el público deberá programar su visita por medio de un sistema de reservaciones. Los empleados de Disney no podrán fotografiar a los visitantes frente al Castillo de la Cenicienta, dado que eso implica tocar las cámaras de los turistas.

“Este es un Disney World muy distinto del que trabajaban en marzo, y esto se debe a la necesidad de seguridad”, dijo Eric Clinton, presidente del sindicato de trabajadores Unite Here! Local 362, a sus afiliados en una conversación reciente en Facebook.

Los parques Magic Kingdom y Animal Kingdom reabrirán el 11 de julio. Los otros dos parques temáticos de Disney World, Epcot y Disney’s Hollywood Studios, recibirán al público cuatro días después. Todos los parques cerraron a mediados de marzo en un intento por frenar la propagación del virus. Los parques rivales en la misma ciudad, Universal Orlando y SeaWorld Orlando, también cerraron en marzo pero reabrieron por varias semanas tras implementar medidas similares para proteger del COVID-19 a empleados y clientes.

Este mismo mes la NBA y la MLS reiniciarán sus temporadas en Disney World, que cuenta con un enorme complejo deportivo con varias arenas.

Disney ha estado reabriendo sus parques en todo el mundo durante los últimos dos meses. En mayo, la compañía abrió Disney Springs, un complejo de tiendas, restaurantes y entretenimiento en Lake Buena Vista. Solamente Disneyland en California retrasó sus planes de reabrir a mediados de julio bajo el argumento de que estaba a la espera de las normas de las autoridades del estado.

El sindicato que representa a los actores de Disney World desea que los parques de Florida hagan lo mismo hasta que los trabajadores puedan someterse a pruebas con regularidad. Florida y otros estados del llamado Cinturón del Sol han registrado recientemente incrementos en casos de coronavirus, y a diferencia de los empleados de Disney, los cantantes y actores no pueden portar cubrebocas durante sus presentaciones.

Para que los parques reabran “la epidemia debe estar bajo control con rastreo de contactos… y este no es el caso en Florida”, subrayó Brandon Lorenz, un vocero del sindicato de actores. “No creemos que el plan para el lugar de trabajo sea seguro. Presenta riesgos no sólo para los trabajadores sino para los visitantes”.

Líderes de otros sindicatos confían en las nuevas medidas de seguridad. Clinton, cuyos agremiados son personal de seguridad, limpieza y recepción en los parques, dijo que visitar Disney World es ahora más seguro que ir al supermercado.

“¿Estaré seguro en el trabajo? La respuesta corta a eso es sí”, aseguró a los sindicalizados.

Bomberos y paramédicos que ofrecen servicio a Disney World esperan ver más casos de afecciones relacionadas con el calor debido a que los visitantes deberán portar las mascarillas en todo momento.

Los empleados de Disney World se encuentran en los parques desde hace varias semanas, revisando los protocolos de higiene para frenar la propagación del virus, desinfectando los pasamanos y equipo, y acostumbrándose a otros cambios, como nuevas salas de descanso en las que ahora sólo podrán encontrarse cuatro personas al mismo tiempo.

En la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y aquellos con problemas de salud preexistentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte.

AP