La Luna ¡se está oxidando!

Un equipo de científicos de la Universidad de Hawái y el Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA ha descubierto que las latitudes elevadas de la Luna se están oxidando.

Los expertos encontraron hematita, una forma de óxido que requiere de oxígeno y agua, dos elementos que se supone no prevalecen en nuestro satélite natural. “Es muy desconcertante. La Luna es un entorno terrible para que se forme hematita”, explicó el doctor en geociencias planetarias que dirigió la investigación, Shuai Li.

El hallazgo fue posible gracias al análisis de datos recabados y diseñado por la NASA, que voló a la primera misión de la India a la Luna, que proporcionó el primer mapa mineralógico de la superficie lunar. Asimismo, en 2009 esta herramienta encontró agua congelada en el cuerpo celeste.

Según un comunicado de la NASA, el misterio comienza con el viento solar, cuya corriente bombardea la Tierra y la Luna con hidrógeno, un elemento químico que dificulta la formación de la hematita, y mientras que nuestro planeta tiene un campo magnético que la protege de este hidrógeno, la Luna no lo tiene y queda expuesta.

Tras este descubrimiento, Li considera que la Tierra pudo haber jugado un papel importante en la evolución de la superficie de la Luna y que los nuevos datos permitirán reformular el conocimiento sobre las regiones polares de nuestro satélite natural.

Si bien la mayor parte de la Luna está completamente seca, se puede encontrar hielo en algunos cráteres del lado opuesto de la Luna. No obstante, la hematita se detectó lejos de esa zona y se la vincula con moléculas de agua que se encuentran en la superficie lunar.

RT

Foto Antena 3 Noticias