Venezuela anuncia uso masivo de vacuna cubana contra COVID-19 a partir de julio

CARACAS, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que a partir del mes de julio comenzará un plan de vacunación masivo contra COVID-19 con la vacuna cubana Abdala, con la que espera de lograr una “inmunidad completa”.

“En julio ya estaremos vacunando masivamente con Abdala”, previos ensayos clínicos en el mes de abril de esa vacuna y la Soberana 02, también cubana, ha comunicado Maduro durante una intervención para la televisión pública venezolana.

“Estamos buscando otras vacunas interesantes, seguras, comprobadas y aprobadas científicamente por las autoridades sanitarias de Venezuela como debe de ser, con lo que ha ido llegando en medio de la escasez mundial de vacunas hemos priorizado correctamente”, enfatizó.

Venezuela, que hace unos días anunció que no autorizaría el uso de la vacuna desarrollada por la farmacéutica británica AstraZeneca por los problemas que ha presentado en algunos países, utiliza hasta el momento la rusa Sputnik V, con la que el propio presidente Maduro ya se ha inmunizado.

Por su parte, el director del departamento de emergencias de la Organización Panamericana de Salud (OPS), Ciro Ugarte, contó esta semana que Venezuela tendrá, a través del proyecto COVAX, acceso a la vacuna de AstraZeneca que está siendo desarrollada en Corea del Sur, la cual no ha presentado efectos adversos.

En ese sentido, Maduro ha señalado que ya se ha informado con anterioridad a la iniciativa COVAX, impulsada entre otros organismos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de que se ha solicitado “la liberación del dinero secuestrado en el Banco de Inglaterra” con el que poder adquirir así los recursos necesarios y los tratamientos contra el coronavirus.

En el último boletín de las autoridades venezolanas, se ha informado de otros 800 casos de coronavirus, además de otros diez fallecidos. En total son 153 mil 515 las personas que han contraído la enfermedad, de la cual se han recuperado el 93 por ciento de ellas, mientras que mil 521 han muerto.

EUROPA PRESS