Tifón deja daños e inundaciones en el noreste de Filipinas

MANILA, Filipinas.- El paso del tifón Vamco dejó ríos desbordados e inundaciones en zonas bajas del noreste de Filipinas, donde los cuerpos de emergencias ayudaron el jueves a rescatar a la población de la crecida de las aguas.

El meteoro pasó al norte de Manila, entre las provincias de Bulacán y Pampanga, derribando árboles y provocando fallas en el servicio eléctrico. Las autoridades habían informado previamente que casi 200.000 personas habían sido evacuadas, algunas de ellas a la fuerza, de las zonas más vulnerables a lo largo de la costa y en terrenos de baja altitud.

Se desplegaron equipos de rescate hacia las zonas inundadas en la provincia de Rizal, cerca de la capital, declaró el almirante George Ursabia, jefe de la guardia costera, a la radiodifusora DZBB. Yolanda Luade llamó a la estación de radio desde la localidad de Rodríguez, en Raizal, para solicitar su rescate.

“Estamos todos en el techo. El agua subió mucho y ya llegó a nuestro segundo piso. Hemos estado aquí en el techo desde las 3 de la mañana; hay seis familias en nuestro techo”, dijo a DZBB, que solicitó detalles de su ubicación.

En la ciudad de Pásig, en la zona metropolitana de Manila, Carla May Juico y su familia subieron hasta el tercer y último piso de su casa conforme aumentaba el nivel del agua durante la noche. Ahora la inundación ya llegó al tercer piso. “Estamos pensando en irnos al techo. Pediremos que nos rescaten”, dijo a DZBB vía telefónica.

El alcalde de la ciudad de Mariquina, Marcie Teodoro, dijo que los fuertes vientos derribaron el tendido eléctrico durante la noche, dejando a varias zonas sin servicio de electricidad ni de internet. Las intensas lluvias también inundaron muchas áreas y provocaron un desborde del río Mariquina. “Hay muchas zonas que históricamente no se inundan, pero ahora están anegadas, como la alcaldía”, dijo a DZBB.

El tifón Vamco tenía vientos máximos sostenidos de 130 km/h (80 mph) con ráfagas de mayor velocidad la mañana del jueves. Se movía en dirección oeste-noroeste a 30 km/h (19 mph) y se disponía a salir de la isla principal de Filipinas, Luzón, hacia el Mar de la China Meridional.

AP