Cuerpos esperan días para ser enterrados en Bolivia

LA PAZ, Bolivia.- Decenas de familias bolivianas mantienen por días en sus casas los ataúdes con los cuerpos de sus seres queridos en la región central de Cochabamba a la espera de que se les tome las pruebas del nuevo coronavirus y que los sobrecargados servicios funerarios tengan tiempo para recogerlos.

El domingo en la vereda de una calle se encontró un cuerpo de un hombre de 54 años que murió la tarde del sábado en busca de atención médica. Los restos del hombre fueron envueltos con un plástico negro, mientras varias personas pasaban por el lugar.

Poco después, los vecinos protestaron cortando una carretera al sur de la ciudad exigiendo que se lo lleven para evitar contagios, mientras los familiares presionaron a la alcaldía de la ciudad para que les diera un permiso, que finalmente obtuvieron para que el cuerpo fuese retirado por un servicio funerario.

En Cochabamba —la tercera región más importante de Bolivia con una población de 2 millones de personas— las escenas de los cuerpos esperando sepultura, incluso algunos forrados de plástico negro colocados fuera de las casas, se asemejan a las que se vivieron en abril en la ciudad ecuatoriana de Guayaquil, fuertemente impactada por el COVID-19.

Una familia con el respaldo de vecinos protestó colocando el ataúd con una persona que murió con síntomas del virus en plena calle tras casi una semana de mantenerlo en casa. Horas después los servicios funerarios lo recogieron para enterrarlo.

AP