Periodista que entrevistó a Lady Di en 1995 usó prácticas engañosas y la BBC lo encubrió

Una investigación hecha pública este jueves concluyó que la televisión pública británica, la BBC, “no cumplió con sus altos estándares de integridad y transparencia” en sus esfuerzos por conseguir la famosa entrevista que la princesa Diana concedió a un periodista del medio en 1995. El documento también determina que el periodista que obtuvo la exclusiva, Martin Bashir, actuó de manera “engañosa” y falsificó documentos para lograr su fin.

La investigación independiente sobre las circunstancias que rodearon la entrevista fue encargada por la BBC en noviembre del año pasado y fue realizada por John Doyson, exjuez del Tribunal Supremo.

En particular, se confirmó que Bashir utilizó documentos bancarios falsos para convencer al hermano de la princesa Diana, Earl Spencer, de que un miembro del personal real estaba filtrando a los medios información sobre la vida privada de Lady Di, en un intento por ganarse su confianza y obtener una entrevista. De esta manera, el periodista “actuó de manera inapropiada y en grave incumplimiento” de las pautas de la BBC.

Dyson también concluyó que, por su parte, la BBC encubrió lo que descubrió acerca de cómo Bashir había conseguido la entrevista y que la investigación interna que llevó a cabo el medio en 1996 sobre los hechos fue “defectuosa y lamentablemente ineficaz”.

Al mismo tiempo, en la investigación se cita como evidencia una carta de la princesa Diana de 1995, en la que escribió: “Martin Bashir no me mostró ningún documento ni me dio ninguna información que no conociera anteriormente. Accedí a la entrevista […] sin ninguna presión indebida y no me arrepiento”.

La entrevista con la princesa Diana, transmitida a finales de 1995, fue vista por más de 20 millones de personas y causó una gran controversia. Durante la conversación con Bashir, Lady Di pronunció la famosa frase “Éramos tres en este matrimonio, así que estaba un poco concurrido”, en referencia a la relación de su entonces marido, el príncipe Carlos, con Camilla Parker Bowles. Además, la princesa Diana admitió haber tenido una aventura, contó que sufría bulimia y que se había autolesionado, entre otras revelaciones.

El director general de la BBC, Tim Davie, declaró que, “aunque el informe afirma que Diana, la princesa de Gales, estaba interesada en la idea de una entrevista con la BBC, está claro que el proceso para conseguir la entrevista estuvo muy por debajo de lo que el público tiene derecho a esperar”. “Lo sentimos mucho”, se disculpó.

RT

Foto El País