Pandemia por coronavirus se agrava en América Latina

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras una parte del planeta se prepara para la “nueva normalidad”, el nuevo coronavirus, que causó más de siete millones de infectados y 406 mil muertes en el mundo, se agrava en zonas del continente americano o del sur de Asia, según Organización Mundial de la Salud (OMS), que hizo un llamado a no bajar la guardia.

 Según el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, “la mayor amenaza es la autocomplacencia” en las zonas donde la situación parece mejorar. Según el responsable, un 75% de los nuevos casos registrados el domingo se concentran en diez países, sobre todo de América y del sur de Asia.

En América Latina, nuevo epicentro del virus con más de 1.3 millones de casos y más de 67 mil muertes, varios países empezaron a levantar las restricciones, con la esperanza de impulsar la economía.

Brasil

La nación del presidente Jair Bolsonaro es el tercer país del mundo en número de muertos, con 37 mil 134, después de Estados Unidos (111 mil 7) y Reino Unido (40 mil 597), el gobernador de Rio de Janeiro anunció que se suavizarán las medidas de cuarentena. Tras ser acusado de querer manipular los balances, el gobierno de Bolsonaro anunció el lunes que priorizará la divulgación del número de muertes del día con diagnóstico de COVID-19, pero que en internet se podrán consultar “cuántas muertes se notificaron” cada día y la fecha.

México

Segundo país más afectado de la región, donde se reportaron cerca de 13 mil 700 decesos, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, descartó someterse a una prueba de diagnóstico, aunque un funcionario de su entorno ha dado positivo a la COVID-19.

En las últimas horas, Cuba recibió “como héroes con bata blanca” a un equipo de unos 50 trabajadores sanitarios que regresaron de una misión de dos meses en Lombardía, la región italiana más afectada por la pandemia, que dejó en el país europeo casi 34 mil muertos.

“Encontramos realmente un hospital completamente abarrotado, con pacientes incluso en los pasillos, casi todos los pacientes con ventilación asistida, una cantidad enorme de fallecidos, las ambulancias pasando constantemente y todas las calles desoladas”, comentó a su llegada al aeropuerto Roberto Arias, médico de 28 años, quien, como sus compañeros, recibió una rosa roja y una medalla.

MVS