Marco se debilitó a tormenta tropical

CIUDAD DE MÉXICO.- La Costa del Golfo en Estados Unidos será azotada por una tormenta tropical y un huracán esta semana, con lluvias torrenciales, vientos feroces y fuertes marejadas ciclónicas.

Primero, Marco, que pasó de ser una tormenta tropical a un huracán de categoría 1 el domingo, pero se debilitó durante la noche a vientos sostenidos de 110 km/h, justo por debajo del umbral de huracán. Se espera que Marco toque tierra en la costa de Louisiana el lunes.

Luego está la tormenta tropical Laura, la cual se pronostica que se convertirá en huracán antes de que toque tierra en el territorio continental de Estados Unidos el miércoles por la noche o el jueves temprano. También se espera que Laura toque tierra en o cerca de la costa de Louisiana.

El meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional, Benjamin Schott, dijo que Laura posiblemente podría ser un huracán de Categoría 3 a medida que se acerque al estado, lo que dejará marejadas ciclónicas de hasta 3 metros en la costa sureste. Si la tormenta mantiene su fuerza, el agua podría retroceder por los ríos del estado hasta 48 kilómetros tierra adentro, dijo.

Partes de Louisiana comenzarán a ver los efectos de la tormenta tropical Laura el miércoles por la mañana, después de que Marco abandone el estado el martes por la noche, dijo Schott.

La amenaza inminente de la tormenta tropical Marco provocó evacuaciones obligatorias el domingo en Plaquemines Parish y Grand Isle, Louisiana. A última hora de la noche del domingo, la tormenta estaba a unos 295 kilómetrosal sur sureste de la desembocadura del río Mississippi con vientos máximos sostenidos de 110 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes.

CNN