Los glaciares se derriten

ESTADOS UNIDOS.- El ni­vel de los ma­res po­dría subir unos cua­ren­ta cen­tí­me­tros de aquí al fin de si­glo a cau­sa del des­hie­lo de los cas­que­tes gla­cia­res por el ca­len­ta­mien­to cli­má­ti­co, ad­vier­te un nue­vo es­tu­dio. Cien­tí­fi­cos de cer­ca de 40 ins­ti­tu­tos es­pe­cia­li­za­dos in­ter­na­cio­na­les mo­de­li­za­ron es­ce­na­rios de emi­sio­nes de gas con efec­to in­ver­na­de­ro del Giec, un gru­po de ex­per­tos de la ONU so­bre el cli­ma. Este es­tu­dio es par­te de una se­rie de pu­bli­ca­cio­nes en la re­vis­ta Cr­yosp­hè­re.

En el pri­me­ro, la con­ti­nua­ción re­gu­lar del au­men­to de las emi­sio­nes de gas con efec­to in­ver­na­de­ro y el des­hie­lo de los gla­cia­res en la An­tár­ti­da ha­ría subir el ni­vel de los ma­res has­ta 30 cen­tí­me­tros, y el de Groen­lan­dia en 9 cen­tí­me­tros su­ple­men­ta­rios.

En un es­ce­na­rio de fuer­te re­duc­ción de las emi­sio­nes, el des­hie­lo del cas­que­te groen­lan­dés po­dría sin em­bar­go aña­dir tres cen­tí­me­tros más al ni­vel de los ma­res. Las mo­de­li­za­cio­nes en la An­tár­ti­da, so­me­ti­das a más pre­sio­nes ex­te­rio­res, dan di­fe­ren­tes re­sul­ta­dos en el se­gun­do es­ce­na­rio; in­clu­si­ve un cre­ci­mien­to de los gla­cia­res que ha­ría ba­jar el ni­vel de los ma­res en cer­ca de 8 cen­tí­me­tros.

De­ta­lles del es­tu­dio

A inicios de sep­tiem­bre, un es­tu­dio pu­bli­ca­do en la re­vis­ta “Na­tu­re cli­ma­te chan­ge” ya ha­bía con­clui­do en una po­si­ble ele­va­ción de los ma­res de 40 cen­tí­me­tros de aquí 2100, es­ce­na­rio ca­tas­tró­fi­co que pon­dría en pe­li­gro  cen­te­na­res de mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes en las zo­nas cos­te­ras. En sep­tiem­bre de 2019, un in­for­me es­pe­cial del Giec ha­bía con­si­de­ra­do que más de mil mi­llo­nes de per­so­nas vi­vi­rían  de aquí a me­dia­dos de si­glo en zo­nas cos­te­ras poco ele­va­das muy vul­ne­ra­bles. In­te­rro­ga­do so­bre las im­por­tan­tes va­ria­cio­nes en­tre los es­ce­na­rios, An­ders Le­ver­mann, in­ves­ti­ga­dor en el Pots­dam Ins­ti­tu­te for Cli­ma­te Im­pact Re­search (PIK) y uno de los au­to­res del es­tu­dio; con­si­de­ró que “la in­cer­ti­dum­bre no debe ser una ra­zón para es­pe­rar sino que por el con­tra­rio se re­quie­re una ac­ción ur­gen­te. Co­no­ce­mos que algo va a pa­sar, pero no sa­be­mos has­ta que pun­to será gra­ve”.

En fe­bre­ro, un es­tu­dio que sin­te­ti­za­ba mo­de­li­za­cio­nes rea­li­za­das en 27 ins­ti­tu­tos in­ter­na­cio­na­les y coor­di­na­do por el PIK, ha­bía con­si­de­ra­do que solo el des­hie­lo en la An­tár­ti­da po­dría cau­sar un alza del ni­vel de los océa­nos de has­ta 58 cen­tí­me­tros de aquí al fin del si­glo, si el rit­mo glo­bal de las emi­sio­nes si­gue sin cam­bios. Los cas­que­tes de la An­tár­ti­da y de Groen­lan­dia con­tie­nen su­fi­cien­te hie­lo para ha­cer subir el ni­vel de las aguas en 65 me­tros si se de­rri­tie­ran to­tal­men­te.

NCC

Foto de computerhoy.com