Japón pide a China que detenga pruebas anales para detectar el coronavirus

TOKIO.- Japón ha pedido a China que deje de realizar pruebas de frotis anal para Covid-19 en sus ciudadanos cuando ingresen al país. Algunos se han quejado de que el procedimiento les causó “angustia psicológica”, dicen las autoridades.

China, que en gran medida ha controlado el virus, comenzó a realizar frotis anales en enero. La semana pasada, negó haber exigido a los diplomáticos estadounidenses que se sometieran a tales pruebas después de que los medios estadounidenses informaron que algunos se habían quejado del procedimiento.

“Algunos japoneses informaron a nuestra embajada en China que se sometieron a pruebas de frotis anales, lo que les causó un gran dolor psicológico”, dijo el secretario jefe del gabinete, Katsunobu Kato.

No se sabe cuántos ciudadanos japoneses recibieron tales pruebas, agregó. Las pruebas se utilizan en algunos de los que están en cuarentena o que ingresan a China, dijo también, y señaló que su uso “no se ha confirmado en ningún otro lugar del mundo”.

China no ha respondido hasta ahora a la solicitud, dijo, y agregó que el gobierno japonés hizo la solicitud a través de la embajada en Beijing.

Algunas ciudades chinas han introducido hisopos anales, y los expertos locales afirman que pueden “aumentar la tasa de detección de personas infectadas”. En el momento de su lanzamiento, los medios estatales informaron que esas pruebas habían sido “controvertidas entre los expertos” y que eran mucho menos eficientes que las pruebas en las vías respiratorias superiores.

Se prefirieron las pruebas existentes, ya que creen que la mayoría de las personas contraen el virus por vía oral, dijeron. Las pruebas implican insertar un hisopo de algodón de 3-5 cm (1,2-2,0 pulgadas) en el ano y rotarlo suavemente.

BBC