Explota bomba en seminario de Pakistán

PESHAWAR, Pakistán.- Una poderosa explosión de bomba arrasó un seminario islámico en las afueras de la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, el martes por la mañana, matando al menos a siete estudiantes e hiriendo a otros 112, dijeron la policía y un portavoz del hospital.

El atentado ocurrió cuando un destacado erudito religioso durante una clase especial daba una conferencia sobre las enseñanzas del Islam en el salón principal de la madraza Jamia Zubairia, dijo el oficial de policía Waqar Azim. Dijo que las investigaciones iniciales sugieren que la bomba estalló minutos después de que alguien dejara una bolsa en la madraza.

Imágenes de televisión mostraban el salón principal del seminario dañado, donde tuvo lugar el bombardeo. El pasillo estaba lleno de vidrios rotos y su alfombra estaba manchada de sangre. La policía dijo que en el ataque se utilizaron al menos 5 kilogramos (11 libras) de explosivos. Varios de los estudiantes heridos se encontraban en estado crítico y las autoridades del hospital temían que la cifra de muertos pudiera aumentar. Las autoridades dijeron que algunos profesores y empleados del seminario también resultaron heridos en el bombardeo.

Inicialmente, la policía dijo que el bombardeo mató e hirió a niños, pero luego dijeron que casi todos los estudiantes tenían alrededor de 20 años. Poco después del ataque, los residentes se apresuraron al seminario para ver a sus hijos o familiares que estudiaban allí. Muchos familiares se estaban reuniendo en el principal Hospital Lady Reading de la ciudad, donde la policía llevó a los estudiantes muertos y heridos en ambulancias y otros vehículos.

Algunos estudiantes afganos que estudian en el seminario también estaban entre las personas heridas, dijeron las autoridades. El primer ministro paquistaní, Imran Khan, condenó el atentado y pidió a las autoridades que garanticen la provisión de la mejor asistencia médica posible a las víctimas.

Desde su cama de hospital, un estudiante herido, Mohammad Saqib, de 24 años, dijo que el erudito religioso Rahimullah Haqqani estaba explicando versos del Corán cuando de repente escucharon un sonido ensordecedor y luego lloraron y vieron a estudiantes manchados de sangre pidiendo ayuda.

AP