Mujer acusada de participar en asalto al Capitolio de EU, busca vacacionar en México

WASHINGTON, DC.- Una mujer acusada de participar en el asalto al Capitolio de EU, el pasado 6 de enero, espera una decisión judicial para vacacionar en México.

Según medios locales, como el New York Post, Jenny Louise Cudd, dueña de la floristería  Becky’s, en Midland, Texas, busca la aprobación de un juez federal para viajar a la Riviera Maya de México del 18 al 21 de febrero para un “retiro relacionado con el trabajo”, prepago con sus empleados y sus cónyuges.

La oficina del juez federal no ha mencionado cuándo puede llegar a un fallo sobre el asunto, informó Usa Today. El medio New York Post buscó comentarios de uno de los abogados de Cudd, pero no obtuvo respuesta de inmediato.

Cudd, de 36 años, está en libertad antes del juicio luego de ser acusada de dos delitos menores, que incluyen ingresar a un edificio federal sin permiso y participar en conducta desordenada. 

Bajo las condiciones de su liberación bajo fianza, Cudd no puede viajar a Washington a menos que sea para una comparecencia ante el tribunal o una reunión con sus defensa o el oficial de servicios previos al proceso. No se le permite viajar fuera de Texas y los viajes internacionales deben ser aprobados por un juez, mencionó Usa Today. 

Ella publicó en Facebook un video en el que detalló sus acciones ese día, al decir que junto con otros partidarios del expresidente Donald Trump decidió “asaltar el Capitolio”, después de que se alegara que el entonces vicepresidente Mike Pence los hubiera “traicionado”. Ese día se preveía la certificación de los resultados del colegio electoral. Antes, Trump presionó a Pence para que descartara los votos.

Cudd dijo que ella y otras personas no “destrozaron nada”, pero reconoció ser parte de un grupo que irrumpió en la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. Sin embargo,  dijo: “Entré al Capitolio de manera completamente legal y no hice nada para dañar a nadie o destruir ninguna propiedad”. Detalló que no tenía armas ni municiones con ella en el lugar.

Tras los hechos, Cudd señaló haber recibido amenazas de muerte y que su empresa recibió  500 críticas negativas en Google.

“Lo que están tratando de hacer es cancelarme porque defendí lo que yo creía”, dijo Cudd a KWES. “Y les puedo decir esto, y lo he dicho a todos, lo realizaría de nuevo en un santiamén”. Su siguiente audiencia está programada para este jueves. Si se le declara culpable de ambos cargos, se enfrenta  a 18 meses de prisión y una multa de 100 mil dólares.

EL UNIVERSAL