Inunda la costa de Texas tormenta tropical “Beta”

TEXAS, Estados Unidos.- La tormenta tropical Beta se detuvo el martes en la costa de Texas, inundando las calles de Houston y Galveston horas después de tocar tierra en medio de una temporada de huracanes inusualmente ajetreada.

El ojo del meteoro tocó tierra el lunes por la noche al norte de Port O’Connor, en Texas, y tiene la particularidad de ser la primera vez que una tormenta con nombre de una letra griega toca tierra en el territorio continental de Estados Unidos. Los meteorólogos se quedaron sin nombres tradicionales de tormentas la semana pasada, lo que los obligó a utilizar el alfabeto griego por segunda vez desde la década de 1950.

La mañana del martes, el vórtice de Beta estaba a 15 kilómetros (10 millas) al este-sureste de Victoria, Texas, con vientos máximos de 64 km/h (40 mph), precisó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. La tormenta se movía hacia el noroeste a unos 4 km/h (cerca de 3 mph) y se esperaba que se detenga tierra adentro sobre Texas hasta el miércoles. “Actualmente tenemos marejadas ciclónicas y lluvias en este momento”, dijo la meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional Amaryllis Cotto en Galveston, Texas.

Cotto dijo que han caído de 15 a 30 centímetros (6 a 12 pulgadas) de lluvia en la zona, con cantidades aisladas de hasta 45 centímetros (18 pulgadas). Se esperan inundaciones repentinas peligrosas hasta el miércoles, advirtió Cotto.

Beta fue la novena tormenta con nombre que llega a la costa continental estadounidense este año, igualando el récord de 1916, según Phil Klotzbach, investigador de huracanes de la Universidad Estatal de Colorado.

Se esperaba que Beta avance hacia el noreste a lo largo de la costa texana en los próximos días, debilitándose hasta convertirse en depresión para cuando llegue a la zona de Houston-Galveston el miércoles, antes de enfilar hacia Luisiana en algún punto a media semana, afirmaron los meteorólogos.

Hay posibilidades de inundaciones súbitas en Arkansas y Mississippi a medida que el sistema avance tierra adentro. Los meteorólogos advirtieron sobre fuertes lluvias el martes en la costa media y alta de Texas, lo que provocará inundaciones repentinas.

AP